Varicela: contagio, síntomas y tratamiento de la enfermedad

Varicela

Causas, síntomas, tratamiento y medicación para la enfermedad de la varicela

Ahora más que nunca es necesario conocer como se produce el contagio, o cuales son los síntomas y tratamiento de la varicela, una enfermedad contagiosa caracterizada por muchas protuberancias rojas con picor en todo el cuerpo.

Los menores de 15 años tienen más probabilidades de contraerla, pero los niños mayores y los adultos también pueden infectarse.

Es altamente contagiosa, y se puede transmitir por contacto con las zonas afectadas, o por una persona infectada que estornuda o tose sobre una persona no infectada y no vacunada.

Varicela contagio

La varicela puede producir contagio:

  • A través del contacto directo con las pequeñas ampollas que contienen el virus.
  • Por medio de las secreciones respiratorias, cuando alguien sano inhala las minúsculas gotitas expulsadas al aire cuando habla o estornuda una persona contagiada con varicela.
  • Transmisión de la madre al feto, cuando la mujer se contagia de la enfermedad de la varicela durante el primer o segundo trimestre del embarazo,

Varicela síntomas

La infección tiene tres etapas. Comienza con la aparición de pequeñas protuberancias que pican. Esas protuberancias se convierten en ampollas llenas de líquido. La etapa final es la cicatrización de las protuberancias. Además de la erupción, la varicela puede causar fiebre, dolor de cabeza, tos seca o pérdida del apetito. La enfermedad suele durar entre 5 y 10 días.

Los niños se recuperan generalmente de la varicela sin mayores problemas. Sin embargo la enfermedad puede causar síntomas más graves en las mujeres embarazadas, recién nacidos cuyas madres no fueron vacunadas o no han tenido el virus anteriormente, adolescentes y adultos.

También en personas con sistemas inmunitarios deteriorados y personas que toman ciertos medicamentos.

Las complicaciones de la varicela incluyen deshidratación, neumonía, infecciones sanguíneas (sepsis), infecciones bacterianas de la piel y tejidos blandos. También infecciones por bacterias estreptococos del grupo A.

Varicela

Diagnóstico y pruebas

La varicela se puede diagnosticar por los síntomas visibles, fiebre o dolor de cabeza. El médico también puede realizar un análisis de sangre, o un análisis de una muestra de ampollas, para confirmar el diagnóstico.

Los médicos también pueden realizar pruebas en personas con alto riesgo de contraer varicela, madres embarazadas, recién nacidos, personas que están a punto de someterse a trasplantes de órganos y personas con VIH / SIDA, para comprobar si son inmunes a la varicela o no.

Varicela tratamientos y medicamentos

Los niños sanos generalmente no requieren ningún tratamiento médico específico para la varicela. Sin embargo, los médicos pueden prescribir antihistamínicos para ayudar a detener la picazón.

Si el paciente cae en un grupo de alto riesgo, el médico puede prescribir un antiviral como el aciclovir. En el caso de adultos se puede recetar valaciclovir o famciclovir.

Existen remedios caseros que se pueden aplicar, como baños frescos, aplicar loción de calamina o mucho descanso. Es recomendable usar guantes para evitar rasguños que pueden provocar cicatrices. Se puede tomar paracetamol o ibuprofeno para aliviar la fiebre asociada con la varicela. 

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here