Fractura de costilla: qué hacer en caso de rotura

Fractura de costilla

Causas, síntomas y tratamiento de la rotura o fractura de costilla

Una fractura de costilla es una grieta o rotura en uno de los huesos de la caja torácica. Por regla general las costillas son muy difíciles de romper, ya que están rodeadas de fuertes músculos que pueden soportar soportar golpes antes de quebrarse. Sin embargo,  aunque los huesos de las costillas están unidos y reforzados por los músculos, un impacto fuerte podría romper una o más.

Las costillas sirven especialmente para proteger órganos frágiles como el corazón y los pulmones. Incluso podrían dañar seriamente los órganos internos. Vamos a ver como podemos saber si tenemos una fractura de costilla , conociendo los síntomas y el tratamiento a seguir.

Causas que pueden provocar una fractura de costilla

  • Practicar algún deporte de contacto
  • Realizar movimientos recurrentes como remar, nadar o jugar al golf
  • Toser muy fuerte una y otra vez
  • Un golpe en la caja torácica
  • Caer sobre una superficie dura

Algunas afecciones pueden llevar a una costilla rota sin recibir un golpe muy fuerte. La osteoporosis, huesos delgados y quebradizos, generalmente relacionados con el envejecimiento, o las lesiones cancerosas que debilitan los huesos.

Fractura de costilla

Síntomas de fractura de costilla grave

Dependiendo de que costilla este dañada, el extremo afilado podría dañar o perforar alguno de los órganos. Podría afectar a un sanguíneo importante., un pulmón, el hígado, un riñón o el bazo. La fractura de una o mas costillas puede ser especialmente peligrosa, si la persona padece alguno de los siguientes signos o síntomas:

  • Confusión o mareos
  • Debilidad general
  • Dificultad para respirar grave
  • Tos con sangre
  • Sangre en la orina

Tratamiento fractura de costilla

Muchas de las fracturas de costillas tardan más o menos unas 6 semanas en sanar. El mejor tratamiento para las costillas rotas es un simple medicamento para el dolor. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno o el naproxeno son los mejores. Estos son algunos pasos a seguir durante la recuperación:

  • Aplicar hielo par aliviar el dolor
  • Evitar temporalmente los deportes
  • Mientras se cura no se debe colocar nada que presionen las costillas
  • Respirar profundamente para evitar la neumonía. Una infección pulmonar es lo más común que se puede contraer con las fracturas de costillas.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here