El peligro de una manicura mal hecha

4. Eliminación de las callosidades en los pies

Aunque te parezca algo insignificante, si tienes una circulación sanguínea mala, o la piel fina, los médicos recomiendan no ir al los centros de belleza a tratarlas. La razón, al limar los callos e ir quitando diferentes capas de piel, corres un riesgo de infección por heridas imperceptibles en la piel, y la deficiencia de riego sanguíneo acentuará el problema que puede desembocar en algo más grave que una simple herida.

Lo mejor es siempre usar zapatos según tu talla, que sean cómodos, no tan rígidos, y aplicar cremas especiales para suavizar la dureza y dejar que se vayan reduciendo poco a poco.