Hablar solo | No significa que estés loco ¡conoce sus beneficios!

hablar solo

Un estudio confirma que las personas que piensan en voz alta se concentran mejor y toman mejores decisiones

Si eres de las personas que planifican el día a día en voz alta sin tener a nadie alrededor, o simplemente sueles hablar solo en voz alta, no debes alarmarte ni pensar que has caído en la locura. Muchas veces nos hemos sorprendido, que antes un revés, o alguna decisión importante, sopesamos nuestras opciones en voz alta. En ocasiones nos descubre alguien que nos mira extrañado o nos pregunta si estamos hablando solos. Esto provoca en nosotros dudas sobre nuestra salud mental.

Mucha gente se ríe de la gente que habla sola o piensa en voz alta, tachándola de locas. Pero está comprobado que muchos genios, a lo largo de la historia, pensaban en voz alta y hablaban solos. La palabra clave para entender los beneficios de hablar solo es ‘escuchar‘.

Escuchar tu voz interior, la voz que toma las decisiones. Pero ¿qué ocurre si no la exteriorizamos? que nuestra cabeza se lleva de ‘run run’. De ficción y de suposiciones, de ideas extrañas o de otras ideas ajenas, de amigos o de familiares que no nos servirán para el proceso de toma de decisiones. Debemos centrarnos en lo esencial, sólo en nuestra voz.

hablar solo

Si pensamos en voz alta dejamos fluir nuestras ideas y sabremos qué queremos realmente. Encontraremos así, la manera viable para llegar a una solución. También podemos desarrollar nuestro lado más creativo. Está demostrado que pensando en voz alta, las ideas fluyen mejor y están más relacionadas con los el caso que nos atañe. En definitiva, nuestra concentración aumenta.

Las personas que se dedican a profesiones creativas suelen pensar en voz alta porque entienden el beneficio que existe. La imaginación es parte importante en este tipo de profesiones y saben que la obra se produce del diálogo con el exterior y con su propio interior.

Estudio científico ratifica las ventajas de hablar solo

Este estudio científico psicólogo dirigido por Gary Lupyan y Daniel Swingley, se llevó a cabo en un supermercado, en 20 sujetos. A estas 20 personas se les pidió, entre otras cosas, que encontraran dentro de establecimiento una manzana y una rebanada de pan.

Llegaron a la conclusión que:

  • Las personas que pronunciaron lo que buscaban en voz alta, obtuvieron mejores resultados
  • También incidieron en que hablar solo y en voz alta en una herramienta eficaz para concentrarse en alguna actividad, ya que así te escuchas y eliminas las posibles distracciones que tienes alrededor.

hablar solo

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here