Hipotiroidismo: tratamiento, consecuencias y causas de la enfermedad

Hipotiroidismo

La enfermedad del hipotiroidismo afecta alrededor del 10% de la población mundial

El hipotiroidismo, conocido también como enfermedad de la glándula tiroides, es un tipo de afección muy común. Este trastorno ocurre cuando la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de hormona tiroidea. Aunque en sus primeras etapas el hipotiroidismo puede no causar consecuencias, con el paso del tiempo puede desarrollar problemas de salud.

Entre esos problemas podemos destacar un aumento del peso, dolores de articulaciones, enfermedades cardíacas o infertilidad.

La glándula tiroides está ubicada en la parte inferior delantera del cuello. Las hormonas liberadas por la glándula viajan a través del torrente sanguíneo y llegan a casi todas las partes del cuerpo, desde el corazón y el cerebro hasta los músculos y la piel.

Hipotiroidismo consecuencias

Cualquier persona puede tener una o más de estas cosecuencias (ver debajo). Pueden variar según el grado de deficiencia de la hormona tiroidea y el tiempo de ausencia de la cantidad apropiada de hormona.

En la mayor parte de casos habrá una combinación de estos síntomas. Sin embargo, pueden haber caso de pacientes con hipotiroidismo que no tienen ninguna consecuencia, o son tan leves que pasan desapercibidos.

  • Aumento de peso o mayor dificultad para perder peso
  • Cabello grueso y seco
  • Calambres musculares y dolores musculares frecuentes
  • Carácter irritable o irascible
  • Cansancio.
  • Ciclos menstruales anormales
  • Debilidad
  • Depresión
  • Disminución de la libido
  • Estreñimiento
  • Intolerancia al frío (no soporta las bajas temperaturas)
  • Pérdida de pelo
  • Pérdida de memoria
  • Piel áspera, seca y lisa

Hipotiroidismo

Hipotiroidismo tratamiento

No existe una cura para el hipotiroidismo, así que se requiere un tratamiento de por vida para ayudar al paciente a sentirse mejor. Además disminuirá cualquier posible complicación relacionada, como las enfermedades cardíacas.

En la mayor parte de los casos el hipotiroidismo suele ser bastante fácil de tratar. El tratamiento más fácil y efectivo es simplemente tomar una pastilla de hormona tiroidea (levotiroxina) una vez al día, preferiblemente por la mañana.

La dosis debe ser evaluada y posiblemente ajustada mensualmente hasta que se establezca el nivel adecuado. Esta se tiene que evaluar al menos una vez al año, y por supuesto, bajo control médico. Esto es muy importante ya que no todos los casos son iguales, por ello se debe realizar un examen y análisis de sangre con mayor frecuencia. El hipotiroidismo bien controlado sólo requiere de un chequeo al año.

Deja tu comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here