La llegada del clima frío obliga a tomar medidas para prevenir una afección dermatológica como es el eccema

A menos de un mes de la llegada del invierno, vemos algunos consejos sobre como prevenir un eccema durante el clima frío. También llamada dermatitis, el eccema describe un grupo de enfermedades que causan inflamación de la piel. Crea manchas o protuberancias no contagiosas secas, rojas, con picazón, y es una de las enfermedades cutáneas más comunes.

El eccema aparece más comúnmente en los pliegues de los brazos internos y en la parte posterior de las rodillas, pero se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo. Para el Dr. Mark Lupin, dermatólogo y director y fundador de Cosmedica Laser Center en Victoria, B.C (Canadá), existen “tres tipos diferentes de eccema”:

“Con el eccema atópico o dermatitis atópica, el tipo hereditario más común, las funciones de la piel y el sistema inmunológico se ven afectadas. También hay eccemas de tipo de reacción de contacto, como una reacción alérgica a las joyas de metal.”

Las rutinas diarias, las interacciones o cambios en su estilo de vida puede ayudar a descubrir las causas. Para prevenir el eccema es conveniente comenzar con la eliminación de los irritantes más comunes de la piel. No utilizar productos perfumados y jabones desecantes. Según el Dr. Lupin; “la mayoría de los ‘jabones naturales’ son a base de lejía y muy secantes, por lo que es mejor evitarlos”. También recomienda evitar el uso de lejía en la lavandería.

Mantener la piel hidratada es un segundo paso clave para prevenir un eccema. Este puede ser más complicado en esta época del año. Lupin hace referencia a esta época del año, donde los problemas de eccema se acentúan aún más:

“El clima frío puede secar la piel, y el viento, la humedad reducida y los hogares y lugares de trabajo secos y con calor, pueden agravar el eccema. En los meses de invierno, el eccema también puede aparecer debido a la falta relativa de sol”.

Siempre que se pruebe un nuevo producto para el cuidado de la piel, se debe probar en una zona pequeña de la piel antes de utilizarlo de forma más amplia.