La sobrina de Felipe VI trae de cabeza a la Casa Real con un comportamiento que dista mucho del que debería mostrar en público

Victoria Federica de Marichalar y Borbón, sobrina del rey Felipe VI, está llamada a protagonizar muchas portadas durante su vida, una digna heredera de una genética proveniente de la ‘sangre azul‘.

Aunque cuente tan solo con 19 años, no implica que la joven Victoria Federica haya comprendido muy pronto lo que significa pertenecer a una familia que le permitirá protagonizar portadas y ‘vivir la vida padre‘ sin tener que dar muchos golpes en la vida.

Una joven privilegiada que ha nacido para ser una estrella mediática por el hecho de pertenecer a una familia que constantemente se ven perseguidos por medios de comunicación y paparazzis.

El problema es que a su corta edad, la buena de Victoria ya se ha visto involucrada en fiestas donde se ha producido peleas, insultos, gritos, ha tenido amores y desamores con toreros y disc-jockeys, y bastantes ‘noche quemadas‘.

Traicionada por algunas de sus “amigas”

En realidad la buena de Victoria parece más bien confiar demasiado en sus amigas, ya que aunque ella no da muchas pistas sobre sus salidas nocturnas, si que lo hacen su grupo de amigas en sus cuentas en redes sociales, quizás por el hecho de contar en su grupo con una persona tan mediática, y querer que todo el mundo lo sepa.

El grupo de amigas que tienen sus cuentas de Instagram abiertas al público, (quizás aspiren a ser influencers algún día), cuelgan fotos y vídeos de esas salidas nocturnas, las últimas, en una fiesta en una conocida sala madrileña.

La comparación con su hermano Froilán

Y aunque para cualquier joven de esa edad no son nada del otro mundo, en La Zarzuela no opinan lo mismo, bastante han tenido con Froilán en los últimos años para ahora tener que lidiar con su hermana Victoria.

En la Casa Real no parece que acepten la relación que Victoria ha comenzado con el que parece ser su nuevo novio, el dj Jorge Bárcenas, y aunque tanto Felipe VI como Letizia Ortiz se mantienen alejados de cualquier tipo de polémica, no le hace ninguna gracia que el nombre de la Casa Real Española se vea empañado por este tipo de polémicas.

El trabajo del músico parece alentar las ganas de fiesta nocturna de la sobrina del actual rey de España, algo que preocupa en la Familia Real Española, que además desaprueban su relación con ese grupo de amigas aficionadas a contar lo que hacen en una red social como Instagram.

La juventud puede ser un divino tesoro, a no ser que pertenezcas a una familia que debe cumplir con una normas morales que den ejemplo al resto de una sociedad…

Casa Real Victoria Federica trae de cabeza a Felipe VI y Letizia Ortiz con su comportamiento rebelde