Ataques de ansiedad y pánico | Aprende a controlarlos

ataque ansiedad

Los ataques de  ansiedad y de pánico los pueden sufrir cualquier persona ante cualquier situación de amenaza o incertidumbre

Los ataques de pánico o de ansiedad son el resultado de una situación de incertidumbre que puede ser extrema, o simplemente que representa una amenaza para la persona que lo sufra. En el instante que se sufre una ataque de pánico o de ansiedad sólo existen dos realidades para la persona: una sensación intensa de amenaza y el miedo a perder la vida.

Durante el ataque, que suele durar entre 15 y 30 minutos, la persona puede llegar a sentir muchas emociones extremas y molestos síntomas, además de ansiedad y pánico, como por ejemplo:

  • Miedo a todo lo que le rodea que puede llegar a ser irracional
  • Exceso de adrenalina que hace que nuestro organismo se acelere
  • Obsesión por algo negativo que podría ocurrirle
  • Taquicardia
  • Mareo y debilidad general
  • Pensamientos negativos
  • Miedo a que podría morir de un ataque al corazón
  • Sensación de ahogo al no poder respirar con normalidad debido a las taquicardias
  • Sudoración excesiva

Cómo controlar los ataques de pánico y ansiedad

Ante todo no pierdas los nervios y mantén la calman dentro de lo posible. Sabemos que es difícil si el ataque ya ha comenzado, pero comienza por concentrarte en la respiración y podremos evitar que nuestros corazón se acelere:

  • Cierra los ojos y coge aire por la nariz durante al menos 4 segundos, manténlo y expira el aire los segundos que veas necesario para exhalar todo el aire que has retenido. No importan los segundos, lo importante es que lo haga con calma y que te concentres en tu respiración. REPÍTELO LAS VECES QUE SEAN NECESARIAS PARA CONTROLAR EL ATAQUE DE ANSIEDAD Y PÁNICO.

ataques de panico

Piensa en el ‘Aquí’ y el ‘Ahora’

Existe un refrán budista “No insistas en el pasado, no sueñes en el futuro, concentra tu mente en el momento presente”, que te será útil durante un ataque de pánico y para poder evitarlos en un futuro. El arte de vivir el ahora nos enseña que no podemos estar obsesionados con lo que ha pasado, porque ya no tenemos capacidad para cambiarlo, ni lo que pasará en un futuro. Nuestra propia mente ‘rumia’ la ansiedad cuando vive en el futuro y nos imaginamos situaciones que aún no han ocurrido, poniéndonos en el peor de los casos.

Cuando te imagines lo que ocurrirá en el futuro o adelantes acontecimientos en tu cabeza, trata de volver al presente, siente la respiración y vive el ahora. Es lo único que tenemos. El pasado ya pasó, el futuro aún está por llegar y en el presente estamos vivos y respiramos. Cuando llegue el momento de lidiar con ese problema que nos acecha, nuestro cuerpo y mente sabrá cómo hacerle frente y responderemos.

Busca un lugar donde puedas estar tranquilo | tranquila

Si no te encuentras en casa, encuentra un lugar tranquilo y con cierta intimidad para pasar el ataque de ansiedad. Es cuestión de tiempo y si aplicas los consejos anteriores cada vez serán más cortos. Si estás en público, podrías ponerte más nervioso o nerviosa.

ataque ansiedad