Alma Cortés, hija de la colaboradora de ‘Sálvame Diario’, Raquel Bollo, se ha confesado en su canal de Mtmad

La hija de Raquel Bollo, Alma Cortés, continúa con su confinamiento debido a la pandemia de coronavirus pero nos tiene informados de todos los cambios en su vida, pero también en su cuerpo. Lo hace a menudo a través de su canal en Mtmad, ‘Desde el Alma‘, por ejemplo contando su experiencia como madre primeriza, o también su cambio físico tras haber dado a luz a su primera hija, Jimena.

Esta vez ha querido hablar de la transformación de su cuerpo tras dar a luz, y es que el cuerpo de una mujer sufre un drástico cambio cuando tiene que gestar una vida. Muchas mujeres se quejan de que después de ser madres no logran volver a recuperar el peso que tenían antes, y hay que decir que ‘sí’ se puede.

Eso sí, con esfuerzo y mucha fuerza de voluntad. Sabemos que en los primeros meses en la vida del bebé, es complicado separarse y realizar las rutinas de ejercicio y comer bien, pero con un poco de tesón, Alma Cortés ha logrado ya perder más 7 kilos.

Alma Cortés, hija de Raquel Bollo, muestra su cuerpo tras dar a luzAlma Cortés y cambio físico tras dar a luz

Ella misma confesaba que había ganado 13 kilos por el embarazo, y sólo una semana después de haber sido dada de alta tras dar a luz, había perdido 7 kilos. Antes de quedarse embarazada, rondaba los 59 o 60 kilos, y en su recta final llegó a pesar 73.

Es un poco complicado soltar todos los kilos porque es verdad que en la cuarentena hay muchos momentos de aburrimiento que digo ‘¿qué hago?’, ‘pues comer’” Alma ha vuelto a lucir una figura esbelta pero ella asegura que aún le “queda barriguita” y también quiere que desaparezca, porque “obviamente me lo tengo que quitar

Alma Cortés, hija de Raquel Bollo, muestra su cuerpo tras dar a luz