Una niña salva a su madre de morir atragantada con una pastilla en Las Palmas

Una niña de 11 años salvó la vida de su madre, con ayuda del 112. La mujer se había atragantado con una pastilla

Una niña de 11 años de Las Palmas ha salvado a su madre, que se había atragantado cuando ingería una pastilla de su mediación. La menor logró realizarle las maniobras pertinentes a su madre, con ayuda del 112, y pudo evitar que su madre muriera ahogada.

Según han informado desde el centro Coordinador de Emergencias de Canarias, la niña se percató que su madre tenía dificultades para respirar, tras haber ingerido una pastilla. Asustado llamó a su abuelo, quien rápidamente se puso en contacto con el 112. Desde allí le informaron que una ambulancia ya se dirigía a su dirección, pero le solicitaron al hombre un número de teléfono para poder hablar con la nieta.

El médico pudo ponerse en contacto con la niña, y le fue indicando lo que tenía que hacer para tratar de salvar la vida de la mujer, mientras no llegaba la ambulancia. La niña se puso detrás de su madre y le propinó cinco golpes a la altura de los omóplatos con la palma de la mano, siguiendo las instrucciones del facultativo del 112. Éste le comentó que comprobara si su madre había expulsado la pastilla, pero no hubo suerte.

Golpes en la espalda y maniobra Heimlich

El medico entonces pasó a otra maniobra, la conocida como Maniobra de Heimlich. En la misma posición en la que se encontraba la niña, rodeó a la madre con sus brazos y le realizó varias compresiones a la altura de la boca del estómago. Esta maniobra y la excelente labor de la niña, logró ganar tiempo hasta que su abuela llegó y pudo realizarle la misma maniobra pero con más fuerza, de la que la menor carecía. La mujer expulsaba la pastilla con la que se había atragantado.

Maniobra Heimlich
Maniobra Heimlich