Servir y Proteger avance semanal: Toño mantiene secuestrados a David y Jesús en la frutería

avance semanal de Servir y Proteger

Avance semanal de Servir y Proteger

En el avance semanal de Servir y Proteger, Somoza sospecha de todos los que le rodean desde la muerte de Tano, ya no se fía de nadie.

Aprovechando la situación de confusión de Somoza, Iker aprovechará para demostrale al colombiano que no todos son unos traidores, tratando de ganar méritos para ganarse la total confianza de Somoza.

Por otro lado, las últimas noticias sobre el robo, tienen a Jesús con los nervios a flor de piel.

Fede y Espe, se llevarán una gran sorpresa cuando se presentan a un evento de citas rápidas.

David no quiere ser policía

A David, se le está quitando la idea de opositar a ser policía, se siente culpable por ocultar lo que sabe sobre la muerte del pincho, y cree que no sería un buen agente.

Se le está pasando por la cabeza, contar todo lo que sabe a los agentes en comisaría, y quitarse ese gran peso que lleva sobre la espalda.

La llegada de Sofía

La ex mujer de Somoza, Sofía Collantes aterriza en Madrid, y empezará a hacer buenas migas con Sergio.

Sofía conocerá a Nera, y se sorprenderá mucho. Será ahí cuando Sofía se de cuenta de por qué Somoza tiene tanta fijación con ella.

Sin perder el tiempo, Sofía ha llegado a Madrid con una meta en la cabeza, y la pone en marcha enseguida, quiere convencer a Somoza para volver a retomar su relación, su primera meta es alejarlo de Nerea.

La sorpresa es aún mayor para Somoza, tras conocer que su exesposa le sigue queriendo, no se lo esperaba.

Citas rápidas a la vista

María y Paty, quieren dar un cambio al bar, y lo convertirán en un lugar de citas rápidas, Paty y María, y comienzan a organizar en La Parra un “speed dating”.

A los primeros a los que invitan al evento, son a Espe y a Fede, mientras Espe decide acudir evento de citas en el bar y convence a su compañero para que también acuda. Aunque al principio es todo alegría, pasados unos días, no todo saldrá como esperaban.

Además…

Toño tiene secuestrados a Jesús y David en su propia frutería. Mientras, un descubrimiento impactante de la policía hará que Elías aparezca en la frutería para hablar con Jesús, y averiguar si sabe algo más del caso.

Por otro lado, Nerea le pedirá perdón a Alicia y Marcelino, y se sincerrará con ellos, les confesará una de las decisiones que más trabajo le ha costado tomar en su vida.