El Secreto de Puente Viejo, Avance 2085: Encuentran una huella en los restos de la bomba

El Secreto de Puente Viejo, Avance 2085: Severo está en peligro de muerte, Francisca acabar de una vez con el Santacruz

En el avance del capítulo 2085 de El Secreto de Puente Viejo: Raimundo detiene el ataque contra severo sin tener pruebas, cuando escucha la conversación entre Mauricio y Francisca. Si finalmente encuentran esas pruebas, él mismo será quien se cobre venganza contra el SantaCruz. Severo sigue intentando investigar el lugar donde tenía que haber estallado la bomba, pero debe esperar a que los guardias se vayan, para poder acercarse.

Severo tiene claro que Francisca mató a uno de los artificieros. Pero no tiene pruebas que lo confirme, en cambio la Guardia Civil, ha encontrado la huella completa en los restos del explosivo. Raimundo se mantiene firme asegurando que sólo deben actuar cuando tengan pruebas, pero la aparición de la huella podría cambiar las cosas.

La recaudación de la proyección de la película ha sido todo un éxito: 1.000 pesetas más. Ya tienen la mitad del dinero para el tratamiento que podría salvarle la vida a Elsa. Pero la joven insiste en que no quiere que sus vecinos se arruinen por su culpa. Su amigas obligan a Elsa para que se cuide. Matías e Isaac están haciendo cuentas para la operación de Elsa, cuando aparece alguien que no espera: Antolina.

Fernando sigue cuidando de la inválida e indefensa María. La joven depende cada vez más del Mesía. Prudencio, mientras, se encuentra con Lola, quien está llorando desconsoladamente. La mujer sólo le pide que le de espacio ya que necesita estar sola.

Únete al mejor grupo sobre El Secreto de Puente Viejo en Facebook

Ya sabes… si quieres saber más cosas o debatir sobre la serie, puedes unirte a nuestro grupo de Facebook dedicado al Secreto de Puente Viejo, solicita tu invitación.

[button-blue url=”https://www.facebook.com/groups/elsecretodepuenteviejoserie/” target=”_blank” rel=”nofollow”

El Secreto de Puente Viejo, Avance 2085: Encuentran una huella en los restos de la bomba