Vladimir Putin avisa que Rusia responderá si EE.UU. despliega misiles en Europa

Vladimir Putin advierte de las represalias rusas si EE.UU. coloca misiles en Europa

Vladimir Putin advierte de represalias rusas si EE.UU. despliega misiles en el continente europeo

Vladimir Putin ha advertido que responderá a cualquier movimiento de EE.UU. para desplegar misiles más cerca de Rusia, colocando sus propios misiles más cerca de EE.UU. o desplegando nuevos misiles más rápidos. El líder ruso envió un mensaje claro a los políticos estadounidenses en su discurso anual sobre el estado de la nación:

“Que calculen el alcance y la velocidad de nuestros sistemas de armas. Sólo entonces deben tomar decisiones que representen una seria amenaza para nuestro país. Es un paso más allá de lo que ya ha hecho antes”.

Si Estados Unidos colocara misiles de alcance intermedio en Europa apuntando hacia  Rusia, Putin dejó claro que responderían. Añadió que Rusia no sólo apuntaría a los países anfitriones de los sistemas de defensa antimisiles. También extiende esa advertencia a los países en los que se encuentran los responsables de la toma de decisiones.

Vladimir Putin avisa que Rusia responderá si EE.UU. despliega misiles en Europa

Rusia se queja desde hace mucho tiempo del desmantelamiento constante de la estructura de seguridad de la era de la Guerra Fría. Primero por la decisión de Estados Unidos de retirarse del Tratado sobre Misiles Antibalísticos en 2002, y ahora del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF).

Para EE.UU. y la OTAN, esa queja es totalmente falsa, al igual que las reiteraciones del  presidente Putin sobre que el aumento del poderío militar de Rusia es puramente defensivo.

Mientras ambos bandos se acusan sobre quien violó el tratado, el discurso de Putin reitera que Rusia estará preparada para un mundo más peligroso después de INF. No obstante, este discurso de Putin fue más corto y menos beligerante que el del año pasado.

La mayor parte estuvo centrado en cuestiones domésticas. El ciudadano ruso esta cada vez más nervioso, tras las reformas impopulares de las pensiones del año pasado y una presión general sobre el nivel de vida.