Violentos enfrentamientos entre los ‘chalecos amarillos’ y la policía francesa en Toulouse

violentos enfrentamientos entre 'chalecos amarillos' y policía en Toulouse

La 22ª semana de manifestaciones deja nuevos y violentos enfrentamientos entre los ‘chalecos amarillos’ y la policía francesa en Toulouse

Manifestantes de los ‘chalecos amarillos‘ y la policía antidisturbios francesa, tuvieron violentos enfrentamientos en la ciudad de Toulouse ayer sábado. El presidente Emmanuel Macron esta preparando una serie de anuncios políticos, para intentar poner fin a los 22 fines de semana consecutivos de protestas antigubernamentales.

La policía del sureste de la ciudad disparó gas lacrimógeno y arrestó a un total de 23 personas. Estos arrojaron objetos y prendieron fuego a automóviles, motocicletas, una cabina de construcción y contenedores de basura. Los manifestantes también intentaron entrar en zonas de la ciudad en las que habían sido prohibido el acceso.

En total, entre 5.000 y 6.000 manifestantes se habían reunido en el Allées Jean Jaures. Esta avenida y las calles adyacentes se ubica en el centro de la ciudad .

Los grupos activistas habían comunicado en las redes sociales que la ciudad de Toulouse iba a ser el centro de la 22ª semana de manifestaciones. El alcalde de la ciudad francesa, Jean-Claude Moudenc, había mostrado a su preocupación por las manifestaciones de este sábado.

Las movilizaciones registradas en París y en otros lugares del país fueron en gran parte pacíficas. Sin embargo, la policía detuvo a 27 personas en la capital francesa y se produjeron pequeños enfrentamientos cerca del puerto de Marsella.

violentos enfrentamientos entre 'chalecos amarillos' y policía en Toulouse

Asistencia inferior a las primeras semanas de manifestaciones

Según los cálculos realizados por el ministro del Interior, en la jornada de ayer se manifestaron 31.000 personas en toda Francia. Esta cifra supone 7.000 asistentes más que el sábado pasado. Sin embargo, son muchas menos de los varios cientos de miles que salieron a la calle durante las primeras semanas.

Las protestas siguen presionando al presidente francés, que ha prometido anunciar una serie de medidas para aliviar el descontento general. Las protestas comenzaron el pasado mes de noviembre para oponerse a los aumentos en los impuestos a los combustibles.