Tragedia en Brasil | Al menos 9 muertos y 300 heridos por la rotura de una presa

Tragedia en Brasil.

La rotura de una presa en Belo Horizonte (Brasil) deja al menos 9 muertos y 300 heridos

Al menos 9 personas muertas y otras 300 resultaron heridas tras la rotura de una presa en Brasil. El desastre ocurrió el pasado viernes por la noche cerca de la ciudad de Belo Horizonte (estado de Minas Gerais). La rotura desató un torrente de lodo hacia la ciudad de Brumadinho ubicada en el sureste del país.

El cuerpo de bomberos confirmó la desaparición de cientos de personas. Entre ellas 200 trabajadores de la mina de Vale, propietaria de la represa Córrego do Feijão. El alcalde de Brumadinho, Avimar de Melo Barcelos, indicó que hasta ahora se han recuperado nueve cuerpos del barro.

Se teme que a medida que los equipos de rescate y recuperación excaven a través del lodo, se encuentren con más víctimas. El recién elegido presidente Jair Bolsonaro ha descrito el colapso de la presa como una “tragedia“.

El jefe de Vale, Fabio Schvartsman, dijo que de los 300 empleados que trabajaban en ese momento, se habían contabilizado unos 100. Además confirmó que se estaban llevando a cabo esfuerzos de rescate para determinar que ha ocurrido con los demás.

En una rueda de prensa, el jefe de Vale afirmó que “las principales víctimas fueron nuestros propios trabajadores”. Además añadió que el restaurante donde muchos comían “estaba enterrado por el barro a la hora de comer”.

Las casas y los vehículos fueron arrastrados después de que el río de lodo se extendiera por las carreteras, la vegetación y las tierras de cultivo. Los helicópteros rescataron a personas cubiertas de lodo en la zona.

Tragedia en Brasil.

La región aún se está recuperando de otra tragedia similar sufrida en 2015

Esta región brasileña todavía se está recuperando del colapso de una presa más grande en 2015. En aquella ocasión la tragedia acabó con la vida de 19 personas.

Una avalancha de lodo recorrió 663 km de cursos de agua y llegó a 39 municipios en Minas Gerais y Espírito Santo. La tragedia fue catalogada como el mayor desastre ambiental de Brasil.