Las tensiones entre EE.UU. y Rusia podrían acabar en un enfrentamiento y una guerra nuclear

tensiones entre EE.UU. y Rusia podrían acabar en un enfrentamiento y una guerra nuclear, según los analistas

El aumento de las tensiones entre EE.UU. y Rusia podrían derivar en un enfrentamiento militar y desatar una guerra nuclear

Según analistas estadounidenses y europeos, la tensiones entre EE.UU. y Rusia podrían acabar en un enfrentamiento armado y aún peor, una guerra nuclear. La fría relación y el incremento de la tensión entre ambas potencias, esta empezando a preocupar a distintos sectores.

Oficiales militares de los EE.UU. veteranos y actuales, además de expertos analistas estadounidenses y europeos, coinciden en señalar que ambas potencias nucleares deben dialogar más. Así lo reflejaba el comandante de la OTAN en Europa, el general del ejército estadounidense Curtis Scaparrotti, a punto de jubilarse:

“Durante la Guerra Fría, entendimos las señales del otro. Hablamos. Me preocupa que hoy no los conozcamos tan bien. Personalmente, creo que la comunicación es una parte muy importante de la persuasión. Así que, creo que deberíamos tener más comunicación con Rusia. Aseguraría que nos entendamos y por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo”.

Bajo el control de Estados Unidos y Rusia se encuentra más del 90% de las armas nucleares del planeta. Ambas potencias ya han afirmado que en agosto de este año abandonarán el Tratado INF de 1987, en el cual se prohibía el uso de armas nucleares.

tensiones EE.UU. y Rusia podrían acabar en enfrentamiento y guerra nuclear

Tras la Guerra Fría, ambas potencias colaboraron juntas en materia de seguridad nuclear y otras cuestiones de defensa. Sin embargo, la relación de cooperación entre EE.UU. y Rusia se ha ido debilitando progresivamente en los últimos años. Ese debilitamiento comenzó en 2008, cuando tropas militares rusas entraron en la antigua república soviética de Georgia.

Las tensiones se incrementaron cuando Rusia decidió anexionar Crimea en 2014 e intervenir militarmente en Ucrania oriental. Las relaciones empeoraron aún más, cuando Estados Unidos acusó a Rusia de interferir en las elecciones presidenciales de 2016.

Sin embargo, en esta última y tras una cumbre en Helsinki con Putin, Trump terminó aceptando públicamente la negación de interferencia del líder del Kremlin.

tensiones entre EE.UU. y Rusia podrían acabar en un enfrentamiento y una guerra nuclear, según los analistas

Desde Moscú se afirma que están listos para hablar

Nadie está prediciendo un acto de guerra deliberada de Rusia en Europa. Sin embargo, la disminución de las conversaciones regulares es una preocupación para muchos.

Hace pocos días, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso y con motivo de la celebración del 70º aniversario de la OTAN, se realizaba la siguiente declaración:

“Rusia sigue abierta a la interacción con el objetivo de reducir la tensión, restaurar la confianza mutua, prevenir cualquier malentendido de las intenciones de los demás y reducir el riesgo de incidentes peligrosos”.

En febrero de este año, expertos y ex funcionarios de seguridad de Estados Unidos, Canadá, Europa y Rusia, hicieron un llamamiento al diálogo entre ambas naciones para dejar atrás esta crisis.