Soldados venezolanos matan a dos indígenas cerca de la frontera con Brasil

Soldados venezolanos matan a dos indígenas cerca de la frontera con Brasil

En un enfrentamiento ocurrido en la frontera con Brasil, soldados venezolanos matan a dos indígenas de la etnia pemón

Varios soldados venezolanos matan a dos indígenas y dejan heridas a otras 15 personas, tras abrir fuego ayer viernes cerca de la frontera con Brasil. Las dos personas fallecidas, un hombre y una mujer de la etnia pemón, murieron tras un enfrentamiento con la Guardia Nacional de Venezuela en el asentamiento Kumarakapay, ubicado en el estado Bolívar (sur de Venezuela).

Según un portavoz de la oficina del gobernador del estado, siete de los quince heridos fueron trasladados en ambulancia hasta un hospital en la ciudad fronteriza brasileña de Boa Vista.

El grupo de indígenas, perteneciente a la comunidad Kumarakapay, intentaba impedir el avance de una caravana de vehículos militares hacia la frontera con Brasil. Todo esto ocurría mientras el presidente Nicolás Maduro intentaba bloquear los esfuerzos de Estados Unidos para llevar ayuda a su devastada nación.

Estados Unidos, que se encuentra entre las ya 52 de naciones que reconocen al líder de la oposición Juan Guaido como presidente legítimo de Venezuela, ha estado almacenando ayuda en la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta para enviarla a través de la frontera este fin de semana.

Soldados venezolanos matan a dos indígenas cerca de la frontera con Brasil

Diosdado Cabello, una de las figuras más destacadas del Partido Socialista de Maduro, acusó a los civiles involucrados en el enfrentamiento de ser “grupos violentos” dirigidos por la oposición.

Según las organizaciones de derechos humanos, las fuerzas de seguridad venezolanas han ejecutado a docenas y detenido a cientos de personas desde que estallaron las protestas en enero contra la toma de posesión de Maduro.

Con una inflación anual del 2.688.670% (podría cerrar el 2019 con 10.000.000%) y controles monetarios que restringen las importaciones de productos básicos, una parte cada vez mayor de los 31.977.065 habitantes (censo 2017) del país sufre de desnutrición.