Siete muertos y al menos 21 desaparecidos tras el hundimiento de un barco turístico en Budapest

Siete muertos y al menos 21 desaparecidos tras el hundimiento de un barco turístico en Budapest

Al menos 21 personas desaparecidas y siete muertos tras la colisión entre dos cruceros turísticos en Budapest

La colisión anoche de un barco turístico con otro crucero por el río Danubio a la altura de Budapest, deja 7 muertos y al menos 21 desaparecidos. En el barco conocido como Hableány (Sirena) y hundido cerca del puente Margarita, al norte de Budapest, viajaban 35 personas, contando con los dos miembros de la tripulación.

Todas las personas que viajaban en el crucero hundido eran ciudadano de Corea del Sur, salvo los dos tripulantes de nacionalidad húngara. Según informó la agencia estatal de noticias MTI, además de las siete personas fallecidas otras 21 se encuentran desaparecidas.

Las malas condiciones climatológicas están dificultando las labores de búsqueda y rescate. En los últimos días las lluvias caídas han incrementado el nivel del río. Esto, sumado a las fuertes corrientes y la poca visibilidad por la niebla, están complicando aún más las operaciones de salvamento.

Siete muertos y al menos 21 desaparecidos tras el hundimiento de un barco turístico en Budapest

Hasta el momento se han rescatado a 7 personas que ya han sido ingresadas en el hospital con claros síntomas de hipotermia, aunque están estables. La temperatura del agua en el río Danubio oscila entre los 10 y 12 grados centígrados. Por este motivo, hay pocas esperanzas de encontrar al resto de supervivientes con vida.

Pal Gyorfi, portavoz del servicio nacional de ambulancias húngaro, declaraba lo siguiente al respecto:

“No me inclino a decir que no hay esperanza, así que preferiría decir que hay una mínima posibilidad[de encontrar sobrevivientes].

Bomberos y una docena de vehículos de emergencia -junto con buzos y militares- fueron enviados a la escena para ayudar con los esfuerzos de rescate. Mientras tanto, los barcos atracados en la orilla del río iluminaban la zona con sus focos de luz bajo la fuerte lluvia.

El grupo de turistas surcoreanos, con edades entre los 40 y 50 años -salvo una menor-, se encontraban realizando un crucero por Europa del Este. Habían salido de su país el pasado 1 de mayo y debían regresar el 1 de junio.