Los dos rusos acusados de envenenar a Skripal y su hija afirman que eran “turistas”

Los sospechosos del envenenamiento Alexander Petrov y Ruslan Boshirov

Los dos rusos acusados de envenenar a Skripal y su hija afirman en una entrevista que estaban de “turistas” en la ciudad, y niegan las acusaciones

Los dos ciudadanos rusos acusados ​​de envenenar a Serguéi Skripal y su hija Yulia, declararon a una televisión rusa que en el momento del ataque ellos se encontraban como turistas en la ciudad. Alexander Petrov y Ruslan Boshirov dijeron a la cadena RT, respaldada por el Kremlin, que hicieron un breve viaje a Salisbury, recomendados por sus amigos.

Afirman que no tuvieron nada que ver con el ataque a Skripal y su hija, cometido en la citada ciudad el pasado mes de marzo. Los fiscales británicos dijeron la semana pasada que tenían “pruebas suficientes” para acusar a ambos, tras el ataque ocurrido el pasado 4 de marzo.

Los fiscales afirman que las víctimas habían entrado en contacto con Novichok, un agente nervioso de nivel militar. Petrov y Boshirov declararon en una entrevista que no tuvieron nada que ver con ese ataque.

La entrevista fue concedida a la editora jefe de la cadena de televisión rusa RT, Margarita Simonyan. Ambos quisieron dejar claro que contactaron con la cadena para contar su propia versión de la historia.

Los sospechosos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov

Tanto Petrov como Boshirov afirmaron que habían viajado hasta Inglaterra para visitar lugares turísticos como Stonehenge. Los dos negaron tener en posesión Novichok o cualquier otro tipo de veneno. Petrov dijo, según la traducción de la entrevista para la RT:

“Llegamos a Salisbury el 3 de marzo y tratamos de caminar por la ciudad, pero duramos solo media hora porque estaba cubierto de nieve”.

Según la RT, los dos hombres “sonaron afligidos” por haber sido nombrados por el Reino Unido como agentes de inteligencia rusos, y que supuestamente habían estado involucrados en el envenenamiento. Ambos dijeron que son empresarios y “no agentes de la inteligencia militar rusa”. Así reflejó Boshirov el estado en el que se encontraban ambos:

“Tenemos miedo de salir, tememos por nosotros mismos, nuestras vidas y las vidas de nuestros seres queridos”.

Los sospechosos del envenenamiento Alexander Petrov y Ruslan Boshirov

La entrevista televisiva se produjo un día después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera que Rusia había identificado a la pareja y no encontró evidencia de actividades criminales.