Pasajeros de un crucero de lujo rescatados por helicópteros al oeste de Noruega

Más de 1300 pasajeros fueron rescatados por helicópteros, tras un fallo de motor en un crucero de lujo que se dirigía a Noruega

Los helicópteros de rescate evacuaron a más de 1.300 pasajeros de un crucero de lujo al oeste de Noruega, que sufrió un fallo del motor este sábado. El rescate se realizó en medio de un clima tormentoso frente a la costa oeste de Noruega, según la información de la policía y los operarios de rescate.

El servicio de rescate marítimo dijo que el Viking Sky, con 1.373 pasajeros y tripulación a bordo, había enviado una señal de auxilio mientras se dirigía hacia tierra en el Mar de Noruega.

Una gran cantidad de los pasajeros procedían de Estados Unidos y Gran Bretaña. Así lo afirmaron desde el servicio de rescate, aunque no especificaron más detalles.

La tripulación pudo reiniciar uno de los cuatro motores del barco que estaba anclado a casi 2 km de tierra. Aunque en un principio se consideró que los pasajeros no corrían peligro, finalmente la evacuación continuó durante toda la noche.

pasajeros de un crucero de lujo rescatados por helicópteros al oeste de Noruega

Según informó la emisora pública NRK, citando fuentes no identificadas, el mar estaba muy agitado. Debido a ello, ocho pasajeros del barco sufrieron lesiones y tres de ellas fueron consideradas graves. Los pasajeros fueron evacuados uno por uno desde la cubierta del buque. Luego fueron transportados por vía aérea hasta una aldea al norte de la ciudad de Molde, en la costa oeste de Noruega.

Uno de los pasajeros rescatados, un ciudadano estadounidense llamado John Curry, describía a la emisora pública NRK el momento en que los motores del barco se detuvieron  y la posterior evacuación:

“Estábamos almorzando cuando empezó a temblar. Los cristales de las ventanas se rompieron y entró agua. Era sólo un caos. Prefiero olvidar el viaje en helicóptero. No fue divertido”.

Pasajeros publicaron imágenes y vídeos en las redes sociales

Las imágenes y los vídeos publicados por los pasajeros en los medios de comunicación social, mostraban muebles que se movían a medida que el barco se deslizaba en olas de hasta 8 metros de altura.

Desde Viking Cruises se emitió este comunicado dirigido a la agencia Reuters:

“Nuestra primera prioridad era la seguridad y el bienestar de nuestros pasajeros y nuestra tripulación, y en estrecha colaboración con la Guardia Costera Noruega, el capitán decidió evacuar a todos los pasajeros del buque en helicóptero”.