Nicola Sturgeon quiere un segundo referéndum para la independencia de Escocia

Nicola Sturgeon segundo referéndum en Escocia antes de mayo de 2021

Nicola Sturgeon quiere un segundo referéndum para la independencia de Escocia antes de mayo de 2021

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon presentará una nueva legislación para organizar un segundo referéndum para la independencia antes de mayo de 2021, si el Brexit sigue adelante.

Sturgeon afirma que el Brexit tendría un impacto catastrófico en la economía de Escocia. Indicó que el enfoque de Westminster ha sido caótico. Por eso dice que los escoceses deben tener la opción de elegir la independencia.

La ministra ofreció una declaración muy esperada ante el parlamento escocés sobre sus planes. Dijo que la legislación propuesta establecería cómo se celebraría un nuevo referéndum, si se concediera a Holyrood (Parlamento autonómico en Edimburgo) los poderes para organizar uno.

El portavoz oficial de Theresa May, ha rechazado de forma contundente la idea de que los votantes escoceses tengan una nueva opción sobre la independencia:

“Hemos sido repetidamente claros, Escocia ya tuvo un referéndum de independencia en 2014. Votó de forma decisiva para permanecer en el Reino Unido. Esto debe ser respetado”.

Nicola Sturgeon segundo referéndum en Escocia antes de mayo de 2021

Sturgeon anunció por primera vez que quería una nueva legislación para un segundo referéndum en junio de 2016. Lo hizo poco después de que el Reino Unido votara a favor de abandonar la Unión Europea.

Sturgeon reconoce que aún no hay una mayoría a favor de abandonar el Reino Unido

La ministra principal indicó que la decisión de Westminster de seguir adelante con el Brexit, a pesar de la abrumadora mayoría de votos que respaldan la continuidad de Escocia en la UE, es prueba de que el sistema actual de descentralización se ha roto.

Sturgeon no llegó a declarar que se celebraría un referéndum, pero si fijó una fecha para realizar uno. Además reiteró su petición a los poderes para que lo lleven a cabo.

Sturgeon reconoció aparentemente que todavía no hay una mayoría a favor de abandonar el Reino Unido. Quiere llegar a un consenso con los partidos de la oposición sobre el futuro constitucional y político de Escocia. Esto es un claro contraste con la insularidad e intransigencia de May con el Brexit.