Netanyahu sería primer ministro de Israel por quinta vez a pesar del empate con Gantz

Netanyahu sería primer ministro de Israel por quinta vez

Benjamin Netanyahu aseguraría su cargo de primer ministro de Israel por quinta vez, pactando con los partidos de derecha

Aunque Benjamin Netanyahu y Benny Gantz empatan en las elecciones, el primero tiene todo en su mano para ser primer ministro de Israel por quinta vez. Con el escrutinio al 97% los resultados sugieren que Netanyahu regresará para un quinto mandato.

A pesar de que ninguno de los partidos de los candidatos tienen una mayoría suficiente para gobernar, Benjamin Netanyahu (69 años) esta claramente en una posición fuerte para formar un gobierno de coalición con otras facciones derechistas que lo han apoyado.

Según los principales canales de televisión israelíes, el Likud de Netanyahu y el Azul y Blanco de Gantz obtuvieron 35 escaños. Sin embargo, podría pactar con la derecha y los dos partidos ultraortodoxos con los que ha gobernado en el último mandato. Las fuerzas de derecha años han obtenido 65 de los 120 legisladores de la Knésset.

Tanto Netanyahu como Gantz, reclamaron la victoria ante los resultados iniciales y las contradictorias encuestas a pie de urna. La reñida contienda fue considerada en Israel como un referéndum sobre el carácter de Netanyahu, ante las acusaciones de corrupción.

Netanyahu sería primer ministro de Israel por quinta vez

Netanyahu ha sido la fuerza dominante en la política israelí durante las dos últimas décadas. Su campaña se ha centrado en gran medida en su amistad con el presidente Donald Trump. Su éxito, en el cultivo de nuevos aliados como China, India y Brasil.

Pero los escándalos de corrupción crearon cierto cansancio en los votantes. Junto con otros dos ex jefes militares en su campaña, Gantz pudo desafiar a Netanyahu. Lo hizo en temas de seguridad, normalmente el fuerte del primer ministro. También apuntó a los supuestos lapsus éticos del primer ministro.

El primer ministro en funciones prometió que el bloque de derechas continuaría liderando a Israel durante los próximos cuatro años.

De cualquier manera, y a pesar de lo que ahora parece una ventaja considerable para el bloque de derechas, es probable que el país todavía tenga que enfrentarse a lo que podrían ser semanas de negociaciones políticas, sobre la composición precisa de la coalición gobernante.