Netanyahu promete la anexión de los asentamientos judíos de Cisjordania si es reelegido

Netanyahu promete anexión de asentamientos judíos de Cisjordania si es reelegido

Si es reelegido como primer ministro, Netanyahu llevaría a acabo la anexión de los asentamientos judíos de Cisjordania

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, prometió ayer sábado la anexión de los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada si es reelegido. Esto aparentemente es un dramático giro político. Va dirigido a reunir a su base nacionalista en el tramo final de la ajustada contienda electoral.

Netanyahu siempre ha promovido la expansión de los asentamientos judíos en sus cuatro mandatos como primer ministro. Sin embargo, hasta el momento nunca ha presentado una visión detallada de Cisjordania. Los palestinos consideran esta región como el corazón de un futuro estado.

Una anexión israelí de grandes partes de Cisjordania dinamitaría cualquier esperanza de un acuerdo Israel-Palestina sobre los términos de un Estado palestino, en las tierras que Israel tomó en 1967.

Durante mucho tiempo la opción de los dos Estados ha sido la preferida por casi toda la comunidad internacional. Sin embargo, la mediación intermitente de EE.UU. entre israelíes y palestinos terminó por encallar. El motivo principal, el reconocimiento de Trump a Jerusalén como la capital de Israel a principios de su mandato.

Los palestinos, que buscan como capital la Jerusalén oriental anexionada a Israel, suspendieron los contactos con Estados Unidos.

Netanyahu promete anexión de asentamientos judíos de Cisjordania si es reelegido

Además, recientemente Trump reconoció la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, una meseta que Israel capturó de Siria en 1967. Desde Israel, la medida se ve como un regalo político del presidente estadounidense a Netanyahu. El actual primer ministro está inmerso en una dura carrera con el ex-militar Benny Gantz.

Las encuestas hasta el momento indican una recorrido muy reñido. No obstante, muchos esperan que el Partido Likud de Netanyahu tenga mas oportunidades que Gantz para formar una coalición que gobierne.

Esas encuestas pronostican que el Likud y los partidos judíos de derecha y ultraortodoxos más pequeños, conseguirían 60 de los 120 escaños en el parlamento.