Natalia Sánchez, localizada en un hospital de París, pidió ayuda a turistas españoles el día que desapareció

Natalia Sánchez Uribe
Natalia Sánchez Uribe

Natalia Sánchez Uribe desapareció el día 1 de Mayo en París, tras dejar sus pertenencias en el Centro donde encontraban estudiando un Erasmus: la Escuela de Economía de la Sorbona, París

La joven de 22 años de nacionalidad española Natalia Sánchez Uribe, que se encontraba desaparecida desde el pasado 1 de mayo, fue localizada por unos agentes de policía que la encontraron desorientada por la calle. Ahora se ha sabido que el día que desapareció, la joven pidió ayuda a unos turistas españoles para salir de París.

Tras estar varios días desaparecida, fue localizada ingresada en un hospital. Fue conducida allí por agentes de la policía que la habían encontrado vagando sin rumbo por las calles y muy desorientada. Los padres de la joven, que se encuentran en la capital francesa desde el día después que su hija desaparecía, han pedido que se respete su intimidad y piden “sosiego

ABC adelantaba que unos turistas españoles fueron claves en la investigación de su desaparición. Una pareja de españoles coincidieron con ella  en un autobús, y según su testimonio, la joven parecía desorientada y les pidió consejo para poder salir de la capital, ya que no sabía como hacerlo. La pareja y ella se bajaron en la Plaza del Trocadero e intentaron calmarla para poder ayudarla, pero ella reaccionó con desconfianza y huyó. Los turistas se percataron de que la joven parecía muy asustada y no llevaba pertenencias consigo. Cuando regresaron a España descubrieron que la joven que les había pedido ayuda en el autobús, se encontraba desaparecida, por lo que se pusieron en contacto con las autoridades.

De acuerdo con lo publicado en el citado medio, otro hombre llamó al consulado español el día de su desaparición, para alertar de que una chica española le había pedido ayuda en Los Jardines de Luxemburgo, concretamente le pidió usar su móvil.

El hallazgo de su mochila con el portátil y móvil en su interior, hacía saltar todas las alarmas

Natalia fue vista por última vez el 1 de mayo, fecha en la que trasladaba sus maletas de su antiguo piso, al apartamento de su compañera, ya que se le terminaba el contrato de alquiler. Ese mismo día, además de quedar con su amiga para preparar lo exámenes finales, había quedado con su casero para hacerle entrega de las llaves. Pero nunca apareció. Tanto su mochila, como su portátil y móvil, fueron localizados en un parque cercano a la Universidad de la Sorbona, donde acudía a diario.

Natalia Sánchez Uribe
Natalia Sánchez Uribe