Los Turpin se declaran culpables de torturar a sus 12 hijos durante toda su vida

Louise Turpin y David, el matrimonio que secuestró y torturó durante toda la vida a sus 12 hijos, se han declarado culpables y pasarán 25 años en prisión, para evitar el juicio

La casa de los horrores de los Turpin, así lo apodó la prensa americana cuando salió a la luz el caso más escalofriante que ha vivido la historia del país. David y Louis Turpin a simple vista era un matrimonio corriente, pero sólo unos pocos sospecharon que su gran casa, ubicada en Perris, Riverside en California, escondía macabros secretos.

David Allen Turpin de 56 años, y su esposa, Louise Ann Turpin, de 50, acudieron a su vista este viernes en la corte de este condado, y simplemente reconocieron lo que habían hecho durante las vidas de sus hijos: se declararon culpables de 14 cargos de 49 a los que se enfrentaban, entre los que se encuentran, maltrato infantil, tortura, secuestro y crueldad extrema. Esto le supondrá al matrimonio unos 25 años encerrados en prisión.

En un primer momento los Turpin habían mantenido su inocencia, pero para evitar juicios mediáticos y tras pactar con fiscalía, acataron su culpabilidad. Mike Hestrin, el fiscal del condado de Riverside, aseguró a los medios, que habían llegado a un acuerdo con los letrados de los Turpin para evitar que los hijos del matrimonio tuvieran que testificar en el juicio:

“Queremos justicia, pero justicia también es cuidar y proteger a las víctimas  y no deseamos que ellos sufran más”

La casa de los horrores en Perrin se destapo el año pasado, cuando la hija de 17 años del matrimonio, logró escapar de la casa para alertar a las autoridades, tras dos años de planificar la fuga de su propio hogar.

El infierno tenía un nombre: La casa de los David y Louis Turpin

Cuando los agentes de policía lograron entrar en su casa, encontraron un escenario dantesco que no podían haber imaginado: los hijos con edades comprendidas entre los 3 y los 39 años, se encontraban encadenados y atados con cuerdas. Algunos incluso estaban encerrados en jaulas. Todos presentaban signos de malnutrición severa y lesiones por todo el cuerpo.

Ahora, los 13 hijos de los Turpin se encuentra bajo la custodia y cuidado de los servicios sociales del Condado de Riverside, la mayoría de ellos siguen siendo atendidos por un equipo de psicólogos y psiquiatras.

El matrimonio Turpin durante la vista de este viernes (Jae C. Hong AP)