Naciones Unidas pide calma en Libia, con el país al borde de otra guerra civil

Sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia esta al borde de otra guerra civil

Los líderes mundiales han pedido calma en Libia, con el país al borde de otra guerra civil. Las palabras llegan cuando las tropas libias del este comandadas por Jalifa Haftar se dirigen hacia el oeste, hacia la capital del país, Trípoli, en un desafío al gobierno internacionalmente reconocido del Acuerdo Nacional.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha pedido a las fuerzas de Haftar que detengan toda acción militar, en este país ubicado al norte de África. Christoph Heusgen, presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, declaraba lo siguiente al respecto:

“Ellos (el consejo) llamaron a las fuerzas del LNA a detener todos los movimientos militares. También hicieron un llamamiento a todas las fuerzas para que disminuyan y detengan la actividad militar. No puede haber una solución militar al conflicto”.

Mientras tanto, el G7 se hizo eco de estas palabras e indicó lo siguiente:

“Instamos a todas las partes implicadas a que pongan fin de inmediato a todas las actividades y movimientos militares hacia Trípoli, que están obstaculizando las perspectivas del proceso político dirigido por Naciones Unidas, poniendo en peligro a los civiles y prolongando el sufrimiento del pueblo libio”.

Naciones Unidas pide calma en Libia, con el país al borde de otra guerra civil

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, se reunió con Haftar y luego declaró lo siguiente:

“Salgo de Libia con el corazón apesadumbrado y profundamente preocupado. Aún espero que sea posible evitar una confrontación sangrienta en Trípoli y sus alrededores”.

Mientras Guterres y Haftar hablaban, se produjeron enfrentamientos en el aeropuerto internacional de las afueras de la ciudad, que había sido abandonado en 2014. Pero hay informes contradictorios sobre si está controlado por fuerzas gubernamentales o por el Ejército Nacional Libio (LNA) de Haftar.

Haftar fue un antiguo oficial del ejército del ex dictador libio Muamar el Gadafi. Pero un complot golpista contra el líder le provocó dos décadas de exilio en Virginia. Luego regresó a Libia, después de que Gadafi fuera derrocado violentamente en 2011. Tras la muerte de Gadafi, Libia era un caleidoscopio de facciones, sectas y grupos que luchaban por el control.

Haftar se erigió como un señor de la guerra en el este del país. Reunió a ex soldados de Gaddafi en 2014 y tomaron la ciudad oriental de Bengasi tres años más tarde. En este 2019 tomó los campos petroleros en el sur. El jueves derrotaron a las fuerzas aliadas al primer ministro Fayez al-Serraj, respaldado por la ONU, para tomar Gharyan, a unos 80 kilómetros al sur de Trípoli. Ahora han llegado hasta las afueras de la ciudad costera.