Las elecciones presidenciales de la India entran en su recta final

Las elecciones presidenciales de la India entran en su recta final

Este domingo finaliza la última fase de las largas elecciones presidenciales de la India

Los ciudadanos hindúes votan este domingo en la séptima y última fase de unas agotadoras elecciones presidenciales de la India, que han durado más de cinco semanas. El partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party del primer ministro, Narendra Modi, intenta gobernar durante otros cinco años más.

Las elecciones se consideran un plebiscito sobre Modi y su partido. La principal oposición del BJP (Bharatiya Janata Party) es el partido del Congreso, liderado por Rahul Gandhi. Este último es descendiente de la dinastía Nehru-Gandhi, de la cual ya han salido tres primeros ministros.

El recuento de votos comenzará el próximo jueves, y es probable que el resultado de las elecciones se conozca el mismo día.

En esta ronda final de las elecciones se escogen 59 de los 543 escaños de la Lok Sabha, repartidas en ocho estados. Habían 13 escaños disponibles en Punjab y 13 en Uttar Pradesh, ocho en Bihar y Madhya Pradesh, nueve en Bengala Occidental, cuatro en Himachal Pradesh y tres en Jharkhand y Chandigarh.

Las elecciones presidenciales de la India entran en su recta final

En Calcuta, la capital de Bengala Occidental, los votantes se pusieron en fila frente a los centros de votación el domingo por la mañana temprano para evitar el calor abrasador. Las  temperaturas llegaron a alcanzar casi los 40 grados.

Elecciones pacíficas salvo en Bengala Occidental

Los oficiales de seguridad armados hicieron guardia dentro y fuera de los centros en medio del miedo a la violencia. Aunque las elecciones, que comenzaron el pasado 11 de abril, fueron en gran medida pacíficas, Bengala Occidental (este de la India) fue una excepción.

Modi ha visitado Bengala Occidental 17 veces, en un esfuerzo por avanzar en su agenda nacionalista hindú. Eso ha provocando violencia esporádica y ha impulsado a la Comisión Electoral a interrumpir sus campañas allí.

El primer ministro es cuestionado por la ministra jefe del estado, Mamata Banerjee, quien dirige el partido regional del Congreso Trinamool. Banerjee ve la oportunidad de ir a Nueva Delhi como candidata de la oposición a primer ministro. En estas elecciones estaban llamados a votar 900 millones de hindúes.