La UE impondría aranceles de importación al Reino Unido en un Brexit sin acuerdo

UE impondría aranceles de importación al Reino Unido en un Brexit sin acuerdo

La UE impondría aranceles de importación al Reino Unido de forma inmediata, si se produce un Brexit sin acuerdo

La UE impondría aranceles de importación inmediatas, en caso de que el Reino Unido abandone la comunidad con un Brexit sin acuerdo. La Unión Europea introducirá inmediatamente controles aduaneros y derechos de importación, si el Brexit “termina sin ningún tipo de acuerdo”.

Esto pondría barreras a las exportaciones británicas. Desde automóviles hasta productos agrícolas, e impidiendo que los consumidores introduzcan queso o carnes británicos. Esto ha aumentado aún más la presión política sobre la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May.

El Comisario de Asuntos Económicos y Fiscales de la UE, Pierre Moscovici, se refirió a este tema ayer miércoles. Afirmó que los 27 miembros restantes de la UE, acordaron que los controles aduaneros de las mercancías entrantes tendrían que ponerse en marcha de forma inmediata, tras la salida de Gran Bretaña.

Moscovici indicó que más de 11.000 vehículos de mercancías tomaban diariamente transbordadores entre Dover y Calais. Como alternativa utilizaban el túnel del Canal de la Mancha. También dijo que 4 millones de vehículos de mercancías atraviesan al año la frontera con Francia. Sin embargo, reconoció que no todos serían controlados.

UE impondría aranceles de importación al Reino Unido en un Brexit sin acuerdo

También indicó que las empresas de la UE que comercian con el Reino Unido, tienen que estar preparadas para los costes adicionales y la burocracia a medida que aumentan los controles aduaneros. Además, los turistas también estarán sujetos a más controles.

Los viajeros que llegan a la UE procedentes de Gran Bretaña no podrían traer determinados productos de origen animal. Tampoco cantidades económicas en efectivo superiores a los 10.000 euros.

Sin embargo Moscovici evitó dar una respuesta clara en la cuestión más delicada, la  frontera irlandesa. Ya que Gran Bretaña ha dicho que quiere abandonar la unión aduanera de la UE al salir, el bloque comunitario ha indicado que los controles de animales y mercancías tendrían que realizarse en la frontera terrestre entre Irlanda, miembro de la UE, e Irlanda del Norte, una de las cuatro naciones que configuran el Reino Unido.