La tensión entre Estados Unidos e Irán se incrementa aún más

La tensión entre Estados Unidos e Irán se incrementa aún más

Las declaraciones del jefe de la división aérea de la Guardia Revolucionaria, incrementan aún más la tensión entre EE UU e Irán

La tensión entre Estados Unidos e Irán se incrementa aún más, tras las declaraciones del jefe de la división aérea de la Guardia Revolucionaria. Amir Ali Hajizadeh, responsable de la división aérea de la Guardia Revolucionaria, ha dicho que su país contraatacará si Estados Unidos hace algún movimiento en el Golfo.

Esto es lo que dijo Hajizadeh a la Iranian Students News Agency (ISNA):

“Un portaaviones que tiene al menos entre 40 y 50 aviones y 6.000 soldados en su interior era una seria amenaza para nosotros en el pasado. Pero ahora…. las amenazas se han transformado en oportunidades. Si los americanos hacen un movimiento, les golpearemos en la cabeza”.

Sin embargo, Heshmatolah Flahatpisheh, presidente de la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, puntualizaba esto a la agencia ISNA:

“Los estadounidenses solo están librando una guerra psicológica y están tratando de combinarla con las sanciones y las presiones económicas”.

Las declaraciones se producen después de que Estados Unidos enviara un portaaviones y bombarderos B-52 para dirigirse a lo que el presidente estadounidense, Donald Trump, describió como “claros indicios” de amenazas a sus tropas en la región. Estados Unidos también aprobó el viernes un nuevo despliegue de misiles Patriot en Oriente Medio.

La tensión entre Estados Unidos e Irán se incrementa aún más
El portaaviones estadounidense USS Abraham Lincoln (Reuters).

Trump, que ha activado las sanciones a Irán, ha instado a los líderes del país a que hablen con él para poner fin a su programa nuclear. Dijo que no descartaría una acción militar si se negaban.

Sin embargo, otros en Irán han desestimado la iniciativa de EE.UU. que han definido como una “guerra psicológica” diseñada para intimidar. Estos consideran que la llegada del USS Abraham Lincoln es para reemplazar a otro portaaviones que abandonó el Golfo el mes pasado.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, advirtió a sus ciudadanos que las consecuencias a las que se enfrentan podrían ser peores. Hacía referencia a lo que vieron durante la guerra de Irán con Irak en la década de 1980.