Francia y Alemania renuevan su alianza ante las amenazas que enfrenta la UE

ante las amenazas que enfrenta la UE
La Canciller alemana, Angela Merkel y el Primer Ministro francés, Emmanuelle Macron, firman el Tratado de Aquisgrán.

Francia y Alemania renuevan su alianza ante el auge de los populismos y nacionalismos que amenazan a la UE

Los líderes de Francia y Alemania renuevan su alianza en Aquisgrán, para hacer frente a las amenazas a las que está expuesta la UE. El nuevo acuerdo se firmó en la antigua ciudad de Aquisgrán (oeste de Alemania), exactamente 56 años después del Tratado del Elíseo de 1963.

Aquel acuerdo lo firmaron el canciller alemán, Konrad Adenauer, y el presidente francés, Charles De Gaulle. Con él se marcó la pauta de la estrecha relación entre ambos países, tras siglos de conflicto que culminaron con la Segunda Guerra Mundial.

La Canciller alemana Angela Merkel ha advertido contra el aumento del nacionalismo en Europa. Merkel ha hecho un llamamiento a la reactivación de la cooperación transfronteriza. Merkel firmó junto a Macron un pacto que renueva la amistad de sus países desde hace décadas.

Lo hizo delante de funcionarios franceses, alemanes y europeos reunidos en el ayuntamiento de Aquisgrán. La Canciller alemana advirtió que: “el populismo y el nacionalismo se refuerzan en todos nuestros países”.

Francia y Alemania renuevan su alianza ante las amenazas que enfrenta la UE
La Canciller alemana, Angela Merkel y el Primer Ministro francés, Emmanuelle Macron, firman el Tratado de Aquisgrán.

La creciente ira de las sociedades europeas y el auge de populismos y nacionalismos

Merkel hizo referencia al Brexit y a las crecientes tendencias proteccionistas en todo el mundo. Indicó que la cooperación internacional atraviesa ahora mismo un período difícil:

“Setenta y cuatro años, una sola vida humana, después del final de la Segunda Guerra Mundial, lo que parece evidente está siendo cuestionado de nuevo. Por eso, en primer lugar, debe haber un nuevo compromiso con nuestra responsabilidad dentro de la Unión Europea, una responsabilidad de Alemania y Francia”.

Las palabras de Merkel fueron ratificadas por Macron.  El presidente francés señaló la “creciente ira” dentro de las sociedades europeas y la presión desde fuera. El Tratado de Aquisgrán reforzará la cooperación transfronteriza en la frontera de los países.

También mejorar la coordinación entre ambas naciones a la hora de abordar problemas internacionales. Entre ellos la amenaza de los populismos y nacionalismos, el cambio climático o el terrorismo.