Ethiopian Airlines y China suspenden el uso del Boeing 737 MAX 8 tras el fatal accidente en el que murieron 157 personas

Tanto la compañía que sufrió el accidente aéreo, Ethiopian Airlines, como la CAAC, han sucedido el uso del modelo Boeing 737 MAX 8

LaCAAC, Administración de Aviación Civil de China, ha decidido suspender el uso del Boeing 737 MAX 8 tras el grave accidente aéreo de la compañía Ethiopian Airlines, en el que no hubo supervivientes y fallecieron 157 personas, entre ellos dos españoles. El aparato siniestrado del mismo modelo citado antes, se estrellaba al poco tiempo de realizar el despegue desde el aeropuerto de Adís Abeba, en Etiopía.

La compañía Ethiopian Airlines, también han decidido suspender el uso de este modelo de avión, como medida de precaución, dejando en tierra todos las aeronaves que poseen, en tierra.

Mediante un comunicado oficial, la Administración de Aviación Civil de China, ha querido dejar claro que tomarán las medidas necesarias para trabar en condiciones de seguridad impecables y “hasta que no reciban más información al respecto”. Desde la institución asiática alegan que existen ciertas similitudes, con otros aparatos del mismo modelo, justo después de su despegue en Boeing 737 MAX 8 recién entregados a la compañía.

En octubre del año pasado, una aeronave de la coparía Lion Air, se estrella en Indonesia, sólo 12 minutos después de despegar. Las cajas negras del avión demostraron que existían fallos en su sistema automático. En este terrible accidente fallecieron 189 personas.

Según el contundente comunicado de la CAAC: “La Autoridad de Aviación Civil se pondrá en contacto con la Administración Federal de Aviación de los EEUU y la compañía Boeing para notificar la reanudación de las operaciones comerciales con este aparato después de que se comprueben las medidas pertinentes para garantizar la seguridad”

El accidente del pasado domingo de Etiophian Airlines también tuvo lugar a los pocos minutos de realizar su despegue desde el aeropuerto de Adís Abeba rumbo a Nairobi. Concretamente a los 6 minutos, el piloto de la aeronave informaba de “dificultades” para mantener la altitud y solicitó regresar a la base etíope. Pero el avión se estrellaba a 32 kilómetros, en el sudeste de la capital de Etíope, muriendo todos sus pasajeros y tripulantes de cabina,