Enfrentamientos entre policía e inmigrantes en la frontera entre Grecia y Macedonia del Norte

enfrentamientos policía e inmigrantes frontera Grecia y Macedonia del Norte

Policía e inmigrantes se enfrentan en la frontera entre Grecia y Macedonia del Norte, tras un rumor falso de apertura de frontera

La policía griega utilizó ayer gas lacrimógeno para dispersar a los inmigrantes reunidos en un campo cerca de la frontera de Grecia con Macedonia del Norte. Los inmigrantes se habían reunido allí, con la esperanza de llegar ilegalmente a través de los Balcanes hacia el norte de Europa.

Cientos de personas habían llegado hasta el campo de Diavata desde el pasado jueves. Se habían movilizado por informes en las redes sociales, sobre los planes de un movimiento organizado para cruzar la frontera noroccidental de Grecia con Albania a principios de abril.

Por otra parte, los inmigrantes que se refugiaban en Turquía se dirigieron a la frontera de ese país con Grecia. Se movilizaron a raíz de rumores falsos en los que se indicaba que Ankara había abierto su frontera. Las autoridades turcas detuvieron a casi 1.200 inmigrantes allí, según informaron los medios de comunicación turcos.

enfrentamientos policía e inmigrantes frontera Grecia y Macedonia del Norte

En la mañana del viernes, los inmigrantes habían instalado más de 100 tiendas de campaña en el campo de Diavata. Una multitud que intentaba dirigirse hacia la frontera griega se enfrentó a la policía, que terminó respondiendo lanzando gas lacrimógeno.

El ministro griego de Migración, Dimitris Vitsas, se pronunció a través de la televisión estatal griega. El dirigente griego instó a los inmigrantes a regresar a sus centros de acogida. Vitsas quiso dejar claro que “es mentira que se abran las fronteras”.

En la capital griega, unos 50 inmigrantes se postraron en las vías de la principal estación de ferrocarril. Allí gritaron “¡Alemania! de forma continua. Mientras tanto, otro grupo se encontraba en la estación bajo una fuerte presencia policial. Los servicios de la estación finalmente fueron suspendidos.

La situación vivida estos últimos días ha recordado a la crisis migratoria de 2015. En aquella ocasión, más de un millón de personas, en su mayoría huyendo de los conflictos y la pobreza en Oriente Medio y más allá, viajaron a través de Turquía, Grecia y los Balcanes hacia Europa Occidental.