El neofascismo muy cerca de acceder al Parlamento de Italia

Neofascismo cerca de conseguir escaño para acceder al Parlamento de Italia

El movimiento ultraderecha Casapound, reivindica en el cierre de campaña la ideología fascista para poner fin a los problemas en Italia

Aunque desde hace dos semanas esta prohibido hacer público encuestas electorales en Italia, varios sondeos confidenciales indican que el movimiento de ultraderecha CasaPound (creado en honor al poeta Ezra Pound, simpatizante fascista ) podría llegar al 3% de los votos en las elecciones del país transalpino. Ese porcentaje para este partido liderado por Simone Di Stefano, le permitiría acceder al Parlamento de Italia.

Durante el cierre de campaña de CasaPound ante el majestuoso Panteón de Roma,  decenas de personas vestidas de negro o con parafernalia militar, portaban pancartas proclamando “Italia primero” o folletos en los que se indicaba que “el Estado tiene el deber de ocuparse primero de sus ciudadanos y sólo después de los ciudadanos de otras naciones”. Así lo manifestaba Simone Di Stefano:

“Sí, soy fascista. Orgullosamente fascista. El fascismo es parte de la historia de Italia, y en el fascismo podemos encontrar la solución a muchos de los problemas que nos aquejan en el presente”.

Neofascismo cerca de conseguir escaño para acceder al Parlamento de Italia

Sin duda las elecciones de mañana en Italia podrían ser históricas para la ultraderecha italiana, ya que un partido anti-europeo y de corte xenófobo como es La Liga del Norte podría alcanzar el 13% de los votos, e incluso según muchos analistas algo más. Así mismo Hermanos de Italia, partido con ideología conservadora nacionalista y liberal, liderado por Giorgia Meloni, podría alcanzar el 5% de los votos. Tanto la Liga como Hermanos de Italia representan la derecha radical más suave, pero la ultraderecha más extrema, que se define como neofascista y que organiza escuadrones urbanos contra los inmigrantes, esta en un claro crecimiento.

Ante la posibilidad de que CasaPound logre acceder con un escaño por primera vez al Parlamento italiano, otro partido declarado fascista como es Fuerza Nueva y liderado por Roberto Fiore, sueña con la misma posibilidad. CasaPound dispone de 104 sedes en toda Italia, y su principal foco de cultivo se encuentra en las periferias urbanas, lugares de escasez económica, malestar general y habitadas por personas afectadas por la globalización a la espera de días más prósperos. Para ellos el mensaje de CasaPound es claro, salir del euro, dejar Europa, expulsar a todos los inmigrantes sin papeles, cerrar fronteras, no privatizar las empresas estatales y conseguir trabajos fijos, estables y bien pagados. En definitiva ayudar a los italianos en primer lugar.

Neofascismo cerca de conseguir escaño para acceder al Parlamento de Italia
Manifestantes de CasaPound en el mitin de cierre de campaña, delante del Panteón de Roma.

CasaPound va incluso más allá, ofreciendo una mensualidad de 500 euros a los italianos por cada hijo que tengan, desde que nacen hasta que cumplen los 16 años. En este apartado el coordinador nacional de CasaPound, Alberto Paladino, indicaba lo siguiente:

“Italia tiene un problema grave de natalidad, la etnia de este país está en peligro. Hay que fomentar que los italianos tengan hijos”.

Según Paladino esa financiación llegaría de los inmigrantes:

“Cada inmigrante le cuesta al estado italiano 1.050 euros al mes, según las cifras oficiales. De ahí saldría”.

Aunque Paladino afirma no ser racista y esta en contra de las leyes raciales dictadas por Mussolini, sin embargo si habla de pureza étnica:

“Aprecio la belleza y la riqueza de las distintas razas, de las distintas etnias. Pero justo por eso no deben de mezclarse, no debe haber mestizaje, porque si lo hubiera nos uniformaríamos todos y se perdería esa riqueza”.

Las pruebas sobre el ascenso del neofascismo en Italia son cada vez mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here