Mike Pompeo, Secretario de Estado de los EE.UU. culpa a Rusia y Cuba de la crisis política de Venezuela

El Secretario de Estado de los EE.UU. culpó ayer lunes a Rusia y Cuba de causar la crisis política de Venezuela al apoyar al presidente Nicolás Maduro. Mike Pompeo indicó además que había instado a la India a no ayudar al gobierno de Maduro comprando petróleo venezolano.

Sus comentarios llegaron después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. impusiera sanciones al banco ruso Evrofinance Mosnarbank, por ayudar a la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA a evadir las restricciones financieras estadounidenses. Así lo indicó a los medios de comunicación:

“Esta historia no está completa sin reconocer el papel central que Cuba y Rusia han desempeñado, y siguen desempeñando, en socavar los sueños democráticos del pueblo venezolano y su bienestar. Moscú, al igual que La Habana, sigue dando cobertura política al régimen de Maduro. Mientras tanto presiona a los países para que ignoren la legitimidad democrática del presidente interino Guaido”.

E.UU. culpa a Rusia y Cuba de la crisis de Venezuela

La administración Trump ha tomado varias medidas en las últimas semanas. Tratan de aumentar la presión sobre Maduro y reforzar al líder de la oposición venezolana Juan Guaido. Sin embargo, Maduro, que ha acusado a Guaido de un intento de golpe de Estado dirigido por EE.UU. conserva el respaldo de Rusia y China, así como el control de las instituciones estatales, incluidos los militares.

Ayer lunes, Mike Pompeo se reunió con el Secretario de Relaciones Exteriores de la India, Vijay Gokhale, en el Departamento de Estado, y entre los temas tratados figuraban las compras de petróleo de la India al gobierno de Maduro. Esto es lo que comentó Pompeo  al respecto:

“Le pedimos lo mismo a la India que a todos los países: que no sea el salvavidas económico para el régimen de Maduro”.

Desde Washington se ha pedido a los bancos internacionaless, e se aseguren de que Maduro y los funcionarios del gobierno venezolano no escondan activos financieros en el extranjero.