Donald Trump le dijo a España que construyera un muro en el Sáhara

Donald Trump, presidente de los EE.UU. y el ministro de AAsuntos Exteriores español, Josep Borrell

Donald Trump dijo al ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, que construyeran un muro en el Sáhara

El presidente de loss EE.UU. Donald Trump le dijo a España que “construyera un muro” en el desierto del Sáhara para resolver la crisis migratoria. El presidente estadounidense le comentó la idea al ministro español Josep Borrell, como un medio para resolver la crisis migratoria de Europa. Trump le realizó el siguiente comentario a Borrell:

“Construyan un muro en el Sáhara. La frontera con el Sáhara no puede ser más grande que la nuestra con México”.

Sin embargo, si España quisiera construir un muro como dice Trump, sería complicado. Tendría que construirse en territorio extranjero. España posee dos ciudades autónomas en la costa norte de África, Melilla y Ceuta. Ambas están separadas del territorio español por el estrecho de Gibraltar y comparten frontera con el norte de Marruecos.

Están situadas a una distancia considerable al norte de la frontera de Marruecos y Argelia. El Sáhara es el desierto más grande del mundo. Con más de 9 065 000 km² de superficie,​ abarca la mayor parte de África del Norte a través de varias fronteras internacionales. Entre ellas se incluye la frontera entre Marruecos y Argelia.

 El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell

Según datos publicados esta semana por la Organización Internacional para las Migraciones, en lo que llevamos de este 2018 unos 3.611 migrantes llegaron a España por mar.

Josep Borrell insiste en que este es un problema compartido

Europa aún trata de buscar fórmulas para implementar las propuestas acordadas en junio, y establecer centros en Europa y el norte de África. Con ello busca separar a los verdaderos refugiados de los migrantes económicos que podrían ser deportados. El ministro Borrell comento lo siguiente al respecto:

“Este es un problema compartido y debe ser tratado como un problema compartido”.

La crisis migratoria continuó durante todo este verano con el gobierno antimigratorio de Italia. Estos cerraron sus puertos a barcos de la ONG, así como a su propia guardia costera. Por ello, cientos de inmigrantes pasaron días en el mar o a bordo de barcos, mientras los países de la UE debatían quién debía llevarlos. Más noticias del mundo en nuestra sección principal.