Donald Trump carga a través de Twitter contra México

Cruce de declaraciones a través de Twitter entre Trump y los aspirantes a la presidencia de México

El presidente estadounidense Donald Trump vuelve a desatar su ira a través de Twitter, cargando contra México

El presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, carga a través de Twitter contra México. Los objetivos de la ira twitteada del presidente estadounidense Trump son muchos. Entre ellos podemos encontrar ataques al FBI, la multinacional Amazon, los medios de comunicación o los inmigrantes indocumentados conocidos como “soñadores”. Pero incluso entre ellos, México tiene un lugar especial de honor. Trump, por supuesto, lanzó su campaña presidencial con una infame calumnia contra los mexicanos y la promesa de fortificar la frontera con dinero estadounidense, aunque la factura se la pasara más tarde a México.

Trump vuelva a desatar su ira atacando a México, por supuestamente permitir que narcotraficantes y hordas de emigrantes se dieran prisa para cruzar la frontera. No hay una evidencia mayor de inmigrantes, y México está haciendo de muchas maneras el trabajo sucio de Washington en su propia frontera sur.

Luego mostró su escepticismo sobre DACA – una política de la era de Obama que exime a cientos de miles de inmigrantes traídos ilegalmente mientras aún era niños a los Estados Unidos – ante la amenaza imaginaria de que las nuevas llegadas de indocumentados buscarían reclamar el mismo status. Trump hizo referencia también a las “caravanas” de inmigrantes que marchaban a través de México hasta la frontera con Estados Unidos.

De hecho, solo hay una de esas “caravanas”, una activista anual destinada a generar la atención de los medios para los solicitantes de asilo y los inmigrantes de América Central. Y, en buena medida, amenazó con detener la “fuente de ingresos estable” que es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que está decidido a re-negociar o abandonar como parte de su agenda “América Primero”.

Frente a esta embestida de Trump, el actual Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, twitteó una respuesta educada:

“Todos los días México y los Estados Unidos trabajan juntos en la migración en toda la región. Los hechos lo reflejan claramente. Un informe periodístico inexacto no debe servir para cuestionar esta fuerte cooperación. Defender la dignidad y los derechos humanos no está reñido con el estado de derecho”.

Cruce de declaraciones a través de Twitter entre Trump y los aspirantes a la presidencia de México

Sin embargo, mientras Trump echaba humo en su mansión de Florida el pasado domingo, la campaña presidencial mexicana comenzaba de forma oficial, y los candidatos principales aprovecharon la oportunidad para contestar al presidente estadounidense. El conservador Ricardo Anaya dijo que se enfrentaría a Trump con “una postura fuerte y digna”. Respondió a las quejas de Trump sobre la frontera, vinculando las leyes de armas de los EE. UU. con la violencia de los carteles que afecta a partes de México.

“El 80% de las armas utilizadas para matar personas en nuestro país provienen de los Estados Unidos”.

El mes pasado, mientras hacía campaña entre los mexicanos en California, Anaya denunció la aparente timidez del jefe de Videgaray, el presidente Enrique Peña Nieto, frente al acoso de Trump. También ofreció solidaridad con los emigrantes mexicanos que viven en los Estados Unidos:

“Quiero pedirte, con el corazón en la mano, que cada vez que oigas una expresión agresiva o denigrante, recuerda que allí, en México, eres el héroe del país, el valiente, el emprendedor, el generoso, aquellos que se atrevieron a cruzar la frontera para dar a su familia un futuro mejor”.

La aparente hostilidad de Trump hacia México ha llevado a un giro nacionalista en la carrera presidencial mexicana. El que más se ha beneficiado es Andrés Manuel López Obrador, un populista de izquierda que se encuentra según los sondeos por delante de Anaya y del candidato del partido gobernante, José Antonio Meade. López Obrador prometió durante un discurso en enero que “vamos a poner a [Trump] en su sitio”. Obrador, que combina ese nacionalismo desafiante con resentimiento populista, atacó la “política exterior equivocada” de Trump afirmando lo siguiente:

“Ni los problemas de seguridad ni los problemas sociales se pueden resolver con muros, y no permitiremos esa actitud despectiva hacia los mexicanos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here