Donald Trump apoya que los profesores lleven armas para evitar los atentados en las escuelas

El prresidente estadounidense propone armar a los profesores para evitar los atentados en la escuelas

Donald Trump respaldó esta posibilidad, en una reunión celebrada ayer con padres de jóvenes muertos en masacres y estudiantes que lograron sobrevivir

El presidente estadounidense Donald Trump ha sugerido la posibilidad de que los profesores tengan en las escuelas un permiso especial para poder utilizar armas. Tras el reciente atentado en el instituto de Florida, donde un joven acabó con la vida de 17 personas, y escuchar los duros testimonios de una veintena de personas afectadas por varios tiroteos, Trump se mostró abierto a la posibilidad de que los profesores puedan ir armados para evitar este tipo de masacres. Desde el atentado de Florida hace varios días, las protestas contra las armas se suceden de forma continua en Estados Unidos.

Esta presión popular ha hecho que Donald Trump, muy próximo a la Asociación Nacional del Rifle, este abierto a algunas medidas de restricción. Desde controlar mejor los antecedentes hasta vetar unos dispositivos que transforman un fusil normal en una metralleta. Sin embargo, ninguna de las posibles medidas del gobierno estadounidense pasan por reducir o frenar el fuerte mercado de armas civiles. Trump, reunido en la jornada de ayer con padres de jóvenes muertos en masacres y estudiantes que lograron sobrevivir a los tiroteos, defendió la propuesta de que hubiera personas armadas en los centros educativos para poder frenar a cualquier asesino.

El prresidente estadounidense propone armar a los profesores para evitar los atentados en la escuelas

Ante la propuesta anteriormente indicada realizada por Frederick Abt, padre de un alumno del centro, Trump afirmó que esta sin duda sería discutida:

“Si el entrenador [que murió haciendo de escudo para proteger a sus alumnos] hubiese tenido un arma en su taquilla cuando fue a por este tipo, le hubiese disparado y hubiese sido el final de eso. La posibilidad de tener pistolas sería para gente apta, el profesor llevaría un arma oculta, tendrían un entrenamiento especial, y ya no sería un lugar sin armas”.

En el lado contrario a ese planteamiento se mostró el joven Samuel Zeif, alumno de 18 años del instituto de Parkland, quien clamaba entre lágrimas por un mayor control en la compra de armas. Trump aseguró que a partir de ahora “los controles de antecedentes van a ser mucho más fuertes”, para evitar que los criminales se hagan con pistolas o rifles. El sistema actual tiene varias deficiencias, por ejemplo el hecho de que las tiendas dispongan de tres días para comprobar los antecedentes de un comprador, y si transcurrido ese plazo no han recibido los datos, tienen que vender el arma. En la actualidad existen más de 300 millones de armas en manos de civiles, donde una tercera parte de la población adulta tiene al menos una.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here