Dimite el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, que ostentaba el cargo desde 1989

dimite el presidente de Sudán, Omar al-Bashir

El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, dimite tras las presiones de los manifestantes desde el pasado fin de semana

Omar al-Bashir, presidente de Sudán desde 1989, dimite de su cargo en la mañana de hoy jueves. Ya se están celebrando consultas para formar un consejo de transición que dirija el país. Así lo indicaron hoy  fuentes gubernamentales y un ministro provincial.

El ministro de producción y recursos económicos del norte de Darfur, Adel Mahjoub Hussein, indicaba a la cadena de televisión al-Hadath TV (sede en Dubai), lo siguiente:

“Hay consultas para formar un consejo militar que asuma el poder después de la dimisión del presidente Bashir”.

El ejército y los servicios de seguridad desplegaron tropas alrededor del ministerio de defensa. También fueron desplegados en las principales carreteras y puentes de la capital. Mientras tanto, miles de personas acudían en masa a una protesta antigubernamental fuera del ministerio, según indicó un testigo a Reuters.

Miles de sudaneses salieron a las calles en el centro de Jartum en estado de júbilo, bailando y cantando consignas anti-Bashir: “Ha caído, hemos ganado”.

dimite el presidente de Sudán, Omar al-Bashir

Bashir se hizo con el poder en un golpe de estado sin derramamiento de sangre en 1989. Desde entonces, ha sido una figura divisoria que se ha abierto paso a través de una crisis interna tras otra. A la mima vez, ha resistido los intentos de Occidente de debilitar su gobierno.

Bashir también ha sido acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya. Fue acusado de genocidio en la región sudanesa de Darfurm, durante una insurgencia que comenzó en 2003.

Sudán ha sufrido largo períodos de aislamiento desde 1993. En aquel año, EE.UU. añadió al gobierno de Bashir a su lista de patrocinadores del terrorismo por albergar a militantes islamistas.

Desencadenante: Crisis económica que ha provocado escasez de combustible y de efectivo

La última crisis se ha intensificado desde el pasado fin de semana. Miles de manifestantes acamparon fuera del recinto del Ministerio de Defensa en el centro de Jartum, lugar donde se encuentra la residencia de Bashir.

El martes estallaron enfrentamientos entre los soldados que intentaban proteger a los manifestantes y el personal de inteligencia y seguridad que intentaba dispersarlos. Al menos 11 personas murieron en esos enfrentamientos. Entre ellas, seis miembros de las fuerzas armadas.

Desde el 19 de diciembre, Sudán se ha visto sacudido por las persistentes protestas provocadas por el intento del gobierno de subir el precio del pan. También por una crisis económica que ha provocado la escasez de combustible y de efectivo.