Corea del Sur declara catástrofe nacional un gigantesco incendio forestal

Corea del Sur declara catástrofe nacional un gran incendio forestal

Se desata un gigantesco incendio forestal en la ciudad de Goseong (Corea del Sur), declarado ya como catástrofe nacional

Un gigantesco incendio forestal desatado a última hora del jueves y que ha asolado varias zonas de Corea del Sur, ha sido declarado catástrofe nacional por las autoridades. Hasta el momento se han desplegado 900 camiones de bomberos y decenas de miles de personas para controlarlo.

En la televisión y redes sociales se han mostrado imágenes apocalípticas, con enormes  llamas que iluminaban la noche. Las imágenes mostraban edificios envueltos en llamas y nubes de humo que ondeaban sobre las laderas de las colinas durante el día.

El incendio se desató a última hora del jueves a lo largo de una carretera en la ciudad de Goseong. Esta, ubicada en el extremo noreste del país y a sólo unos 45 kilómetros de la frontera con el norte, cuenta con armas nucleares.

Empujado por los fuertes vientos, el fuego se extendió rápidamente por la zona montañosa. Según el gobierno, hasta el momento se han quemado 400 viviendas y 500 hectáreas de tierra.

Corea del Sur declara catástrofe nacional un gran incendio forestal

La Agencia Nacional de Bomberos envió 900 camiones de bomberos y unos 10.000 miembros del personal de emergencia para combatir este enorme incendio. Hasta el momento hay una persona fallecida y más de una decena de heridos. Cerca de 4.000 personas ya han sido evacuadas.

El gobierno central declaró el estado de desastre nacional

El ejército ha enviado 32 helicópteros, junto con sus propios camiones de bomberos y 16.500 soldados, para ayudar. Según indicó el gobernador provincial, Choi Moon-soon, en una entrevista con la emisora de radio YTN:

“Aunque otros focos siguen ardiendo, afortunadamente, el fuego principal ha sido controlado”.

El gobierno central ha declarado el estado de desastre nacional, otorgando prioridad a las zonas afectadas para recibir asistencia especial, incluidos bienes y equipos. Además se ha prohibido la entrada a zonas peligrosas.

La última vez que Seúl declaró el estado de desastre nacional fue en 2007. En aquella ocasión, un transportista de petróleo crudo filtró miles de toneladas de petróleo en el mar frente a la costa oeste.