El ciclón Idai en Mozambique causa ‘uno de los peores desastres’ en el hemisferio sur

El paso del ciclón Idai en Mozambique, deja uno de los peores desastres en el hemisferio sur

El ciclón Idai, que azotó Mozambique antes de golpear a Zimbabue y Malawi, ha sido descrito como “uno de los peores desastres en el hemisferio sur. Según el Programa Mundial de Alimentos, la situación ahora mismo es una “gran emergencia humanitaria que aumenta con el paso de las horas”.

El Presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, dijo que el número de muertos podría llegar a los 1.000. Por otro lado, el Programa Mundial de Alimentos estimó que al menos 1,7 millones de personas se encontraron con el ciclón Idai en Mozambique.

Sin embargo, hasta el momento se ha confirmado oficialmente la muerte de 200 personas. Por otro lado, otras 400.000 se han quedado sin hogar. Al menos 98 personas han fallecido en Zimbabwe y otras 56 en Malawi.

Para ayudar ante esta enorme emergencia desatada, desde Naciones Unidas se ha asignado 20 millones de dólares de su fondo. La  portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, Claire Nullis, declaraba lo siguiente:

“Lo que estamos viendo emerger de nuestras redes informales y de las bases de datos oficiales es que, si los peores temores se hacen realidad… es uno de los peores desastres relacionados con el clima en el hemisferio sur”.

ciclón Idai en Mozambique causa 'uno de los peores desastres' en el hemisferio sur

Grandes extensiones del país están inundadas y las continuas lluvias están provocando el aumento de las aguas. Esto ha puesto en peligro a miles de familias. Muchas se han visto obligadas a huir a los tejados y a las copas de los árboles.

Todavía no se conoce la magnitud total de los daños. Muchas zonas son inaccesibles, con carreteras y puentes clave arrastrados por el agua. La región más afectada es el puerto de Beira en Mozambique. Miles de hogares han sido destruidos, las líneas de comunicación están cortadas y actualmente no hay electricidad.

El principal hospital de Beira ha sufrido graves daños. La organización benéfica Médicos Sin Fronteras, ha dicho que su trabajo en la ciudad y en otros centros de salud locales ha “cesado por completo”.

La ciudad también podría enfrentarse a una “grave escasez de combustible”. No se espera que su red eléctrica comience a funcionar hasta finales de mes.