China afirma que el desaparecido presidente de la Interpol está bajo investigación

Meng Hongwei

China esta investigando a Meng Hongwei, presidente de la Interpol hasta hace poco, por presuntas irregularidades

China afirmó ayer domingo que están investigando a Meng Hongwei, presidente de la organización Interpol, por presuntas irregularidades. La noticia se hace oficial, tras la desaparición el pasado viernes de Meng y el viceministro de seguridad de China en Francia. La declaración de un organismo chino contra la corrupción, fue la primera noticia oficial sobre Meng desde su desaparición.

Hongwei fue reportado como desaparecido por su mujer, tras viajar el mes pasado desde Francia (sede de la Interpol) a China. El organismo chino contra la corrupción, confirmó esa investigación con una breve declaración publicada en su sitio web:

“El Viceministro del Ministerio de Seguridad Pública, Meng Hongwei, está siendo investigado actualmente por la Comisión Nacional de Supervisión por presuntas violaciones de la ley”.

El ya ex-presidente de la Interpol, Meng Hongwei,

Interpol afirmó más tarde que Meng había renunciado como presidente de la organización, y que Kim Jong Yang (Corea del Sur) se convertiría en presidente interino. El nuevo presidente se elegirá en una reunión de la organización en Dubai entre el 18 y 21 de noviembre.

La Interpol informó durante el fin de semana que había solicitado a Beijing aclarar la situación de Meng. Esto es lo que declaró la Interpol ayer domingo sobre la dimisión de Meng Hongwei:

“Hoy, domingo 7 de octubre, la Secretaría General de Interpol en Lyon, Francia, recibió la renuncia del Sr. Meng Hongwei como Presidente de Interpol con efecto inmediato”.

Meng Hongwei

Cuando se le preguntó sobre el anuncio de China, el Ministerio del Interior de Francia dijo que no tenía información. El ministerio francés dijo el viernes pasado que la familia de Meng no había tenido noticias suyas desde el 25 de septiembre.

Grupos de derechos humanos rechazaron a Hongwei cuando fue elegido

Las autoridades francesas dijeron que su esposa estaba bajo protección policial, después de recibir amenazas. La policía francesa ha estado investigando lo que se denomina oficialmente en Francia como una “preocupante desaparición”.

Cuando se nombró a Meng presidente de la Interpol, los grupos de derechos humanos expresaron su preocupación y rechazo. Pekín podría tratar de aprovechar su posición para perseguir a los disidentes en el extranjero.

En el pasado, Pekín presionó a otros países para arrestar y deportar a ciudadanos de China. Estos estaban acusados de delitos que iban desde la corrupción hasta el terrorismo.