El Primer ministro de Bélgica, Charles Michel, pide disculpas por el secuestro de niños mestizos en las colonias africanas

Bélgica pidió ayer disculpas por el secuestro, segregación, deportación y adopción forzada de miles de niños durante su gobierno en las colonias africanas. Cerca de 20.000 niños mestizos nacidos de ciudadanos belgas y mujeres de Burundi, Congo y Ruanda, fueron maltratados y enviados a Belgica por el gobierno belga.

Es la primera vez que Bélgica ha reconocido su responsabilidad en estos secuestros. Los historiadores afirman que fue un enorme daño cometido sobre las naciones centroafricanas que colonizó durante ocho décadas.

El Primer Ministro belga, Charles Michel, ofreció sus disculpas el jueves por la tarde ante una sesión plenaria del Parlamento. A esta sesión asistieron decenas de personas mestizas en la tribuna de visitantes:

«En toda el África colonial belga, el Estado belga mantuvo un sistema de segregación selectiva de los mestizos y sus familias. Se cometieron actos que violaron los derechos fundamentales de los pueblos.

Por eso, en nombre del gobierno federal, reconozco la segregación selectiva de la que fueron víctimas los mestizos bajo el dominio colonial belga en África, y ‘la consiguiente política de secuestro forzado’ después de la independencia».

Bélgica pide disculpas por secuestro de niños mestizos de las colonias africanas

Bélgica ofrecerá recursos y ayudas a la población mestiza

El primer ministro indicó que el gobierno belga pondrá a disposición recursos para financiar investigaciones adicionales sobre el tema. Abrirá también sus archivos coloniales a la población mestiza. Además ofrecerá ayuda administrativa a quienes deseen acceder a sus registros oficiales y solicitar la nacionalidad belga.

Desde 2018, Bélgica ha tomado una serie de medidas para reevaluar su pasado colonial. Las disculpas llegan en un momento complicado en el viejo continente. Los políticos de toda Europa están bajo la presión de una diáspora africana cada vez mayor.

La generación más joven desea que se arroje nueva luz sobre la historia colonial. El objetivo es abordar el racismo y la discriminación latentes en la sociedad europea. Algunos expertos en historia colonial señalaron que las disculpas de Bélgica llegaron tarde. Casi 60 años después de que los tres países obtuvieran la independencia.