Australia se opone a la pena de muerte para Julian Assange, tras su reciente detención

Australia se opone a la pena de muerte para Julian Assange, tras su reciente detención
Julian Assange detenido ayer jueves en la embajada ecuatoriana en el Reino Unido

Australia se opone a la pena de muerte para Julian Assange, ante la posibilidad de enfrentarse a “ella” en EE.UU.

Australia se opone completamente a la pena de muerte para Julian Assange si este finalmente es extraditado a Estados Unidos. Manifestantes en la ciudad de Sydney han pedido su liberación y el sindicato de periodistas de Australia expresó su total apoyo.

El fundador australiano de Wikileaks, fue arrestado ayer jueves en la embajada ecuatoriana de Londres y el juez lo declaró culpable de violar las condiciones de su fianza. Se le acusa de conspirar para revelar secretos del gobierno.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha declarado que cualquier plan de extradición no tiene “nada que ver con Australia”. Por otro lado, la ministra de Relaciones Exteriores, Marise Payne, ha respondido a los temores de los partidarios de Assange sobre su posible castigo en Estados Unidos. Payne dijo que Australia está “completamente en contra de la pena de muerte.

Alrededor de una treintena de personas se movilizaron en Sidney para apoyar a Julian Assange. También para respaldar al sindicato de periodistas de Australia. Se manifestaron declarando que está siendo perseguido por actos de periodismo.

Australia se opone a la pena de muerte para Julian Assange, tras su reciente detención
Julian Assange detenido ayer jueves en la embajada ecuatoriana en el Reino Unido

Después de casi siete años de estar escondido en la embajada ecuatoriana, a Julian Assange le fue revocada su condición de solicitante de asilo. Fue arrestado ayer jueves por la policía británica por saltarse la fianza y fue condenado rápidamente.

Reino Unido no permitirá la extradición de Assange si este se enfrenta a la pena de muerte

Con la confirmación de su detención, EE.UU. intentará extraditar a Assange tras su expulsión de la embajada ecuatoriana en Londres. Los ministros del Reino Unido dijeron tras la detención que no permitirían la extradición de Assange, si este se enfrentaba a la pena de muerte.

El Departamento de Justicia de EE.UU. presentó cargos contra Julian Assange por “conspiración” para realizar delitos informáticos. Este delito conlleva una pena máxima de cinco años de cárcel. Sin embargo, podrían haber más cargos contra Assange.