Andrés Manuel López Obrador favorito en las elecciones a la presidencia de México

Elecciones a la presidencia de México

Andrés Manuel López Obrador, al que muchos apodan el ‘Trump mexicano’, es el principal favorito en las elecciones a la presidencia de México de este próximo domingo

Este próximo domingo, los mexicanos acudirán a las urnas para elegir a un nuevo presidente. El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, es el candidato favorito en las elecciones a la presidencia de México que tendrán lugar este fin de semana. Los mexicanos están divididos aproximadamente en partes iguales, entre el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador y quienes creen que pueden vencerlo. López Obrador es el principal favorito para ser el presidente número 65 en la historia de México.

Andrés Manuel López Obrador, conocido popularmente como Amlo, es un populista que se ha presentado como el candidato externo que lucha contra la “mafia del poder” en nombre de la clase trabajadora. Aunque políticamente es muy diferente a Donald Trump, el apoyo popular que tiene es muy similar, y muchos piensan que su victoria crearía aún “más problemas en ambos lados de la frontera” con Estados Unidos. El ex alcalde de la Ciudad de México, de 65 años de edad, ha generado un fervor casi religioso entre los mexicanos, quienes están cansados del aumento vertiginoso de la delincuencia, la corrupción y una economía persistente.

Elecciones a la presidencia de México

El segundo candidato en la mayoría de las encuestas es Ricardo Anaya, el candidato favorito del grupo anti-Amlo, y presidente del Partido de Acción Nacional (PAN) de centroderecha. Su argumento principal es que puede salvar a México de la incertidumbre de una presidencia de Amlo.

México ha visto de forma dramática como la violencia se ha incrementado en los últimos años. La tasa de homicidios se ha triplicado en los últimos cuatro años. El 2017 fue el año con los indices más altos de violencia en la historia moderna, y se espera que en este 2018 se superen esos indices. La confianza de los ciudadanos en los políticos en México se ha desplomado durante la administración del actual presidente, Enrique Peña Nieto.

Si finalmente Amlo es elegido presidente, nadie sabe si podrá cumplir sus más radicales promesas de campaña, como poner fin a las reformas energéticas de Peña Nieto, que han abierto los sectores del petróleo y el gas a la inversión privada por primera vez desde la década de 1930, o cancelar la construcción de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México que es uno de los proyectos de infraestructura más grandes del país.