Abdelfatah al Sisi sin rival en las elecciones a la presidencia de Egipto

Abdelfatah al Sisi presidente de Egipto

Tras acceder al poder con un golpe de Estado en 2013, Abdelfatah al Sisi se ha asegurado en los últimos meses de no tener rival en las elecciones a la presidencia de Egipto

Hoy lunes desde la 09:00 horas se celebran elecciones para elegir presidente en Egipto, dentro de unos comicios donde están llamados a votar casi 59 millones de egipcios. Sin embargo, tanto si se celebran como si no, el resultado final sera el mimo, la continuidad en el poder de Abdelfatah al Sisi. El actual presidente egipcio, que accedió al poder en el 2014 tras dar un golpe de Estado un año antes para derrocar al primer presidente democrático del país, Mohamed Morsi, se ha asegurado de quitarse de en medio a sus mayores rivales. Durante estos cinco años en el poder, Abdelfatah al Sisi ha eliminado a las posibles alternativas aplicando además una feroz y escrupulosa represión en el país.

Sin duda estas elecciones en la nación con más población del mundo árabe (92.216.000 habitantes, año 2017), serán muy distintas a las que se celebraron en el 2012. En aquella ocasión participaron hasta una docena de candidatos, representando a las distintas partes del país. Al Sisi, de 63 años de edad, implantó desde su llegada al poder una férrea mano dura, dentro de un país asfixiado por su gran crecimiento demográfico, una intensa crisis económica y una problemática lucha contra la insurgencia yihadista.

Abdelfatah al Sisi presidente de Egipto

Abdulfatah al Sisi ha logrado impedir desde comienzos de este 2018 cualquier posibilidad de un cambio en el país, al quedarse sin contrincantes en las urnas. El régimen implantado por al Sisi corto de raíz las aspiraciones de dos generales retirados, quienes habían mostrado el descontento del aparato de seguridad y del ejército en los cuatro años que al Sisi lleva en el poder. Otro de los eliminados fue un ex-primer ministro de la dictadura de Hosni Mubarak, Ahmed Shafik, quien se tuvo que retirar tras ser deportado desde Emiratos Árabes Unidos y presionado por fuerzas de seguridad.

También fueron eliminados como candidatos, el ex jefe del Estado Mayor del ejército Sami Anan, que fue detenido y arrestado, Mohamed Anuar al Sadat, sobrino del presidente asesinado en 1981, y el abogado de izquierdas Jaled Ali. Ante lo ridículo que resultaba comparecer en solitario, un político desconocido llamado Musa Mustafa Musa, se registró un cuarto de hora antes del cierre del plazo electoral. Según afirma la ONU, estas elecciones se celebran bajo la sensación total de una represión durante los últimos cinco años. Las denuncias de torturas se han disparado, a las que se añaden muertes y desapariciones y una asfixia hacia las libertades públicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here