1600 personas son evacuadas debido a fuertes tormentas en el sur de Francia

Una persona desaparecida y 1600 evacuadas tras las fuertes tormentas registradas en el sur de Francia

Una persona desaparecida y más de 1.600 personas han sido evacuadas con la ayuda de helicópteros, después de que las fuertes tormentas  provocaran inundaciones en el sur de Francia. Cinco campamentos en la región de Gard fueron evacuados por cientos de bomberos, mientras el agua aumentaba el nivel de los ríos.

Según el Ministerio del Interior de Francia, un total de 1.600 personas, la mayoría de ellas campistas, recibieron ayuda en el departamento francés de Gard y en las regiones cercanas de Ardèche (próximo a Lyon) y Drome (cerca de Grenoble). Más de 400 bomberos y policías, muchos enviados desde otras zonas, participaron en las operaciones de rescate.

Según la información ofrecida por la policía francesa, un ciudadano alemán de 70 años fue arrastrado en su caravana por las aguas. El hombre estaba supervisando a un grupo de aproximadamente 100 niños alemanes de la ciudad de Leverkusen, que tuvieron que ser rescatados de un campamento en Saint-Julien-de-Peyrolas, a 133 kilómetros al noreste de Montpellier.

Inundaciones en campings ubicados en el sur de Francia, provocadas por fuertes tormentas

Según la policía, el hombre se refugió dentro de la caravana, que luego fue encontrada “vacía y en pedazos”, después de haber quedado atrapada en aguas fangosas y rápidas tras desbordarse el río Ardèche. Los buzos participaron en la búsqueda del hombre, aunque un alto funcionario regional dijo que no se sabía con certeza si el hombre estaba en su caravana en el momento que fue arrastrado.

Las autoridades informaron que 119 niños de Saint-Julien-de-Peyrolas fueron enviados a un refugio de emergencia. Cuatro niños alemanes que sufrieron hipotermia fueron llevados al hospital en Bagnols-sur-Ceze, ubicado a unos 65 kilómetros de Montpellier. El alcalde de Bagnols informó a la cadena de televisión francesa, BFM-TV, que muchos turistas holandeses se encontraban entre los 350 campistas evacuados en esa zona.

Varias partes del centro y sudeste de Francia están en alerta de inundación, después de que ayer jueves una gran ola de calor finalizará en tormentas torrenciales.