Nacho se hizo popular a raíz de su participación en la serie de Telecinco La que se avecina donde interpreta a Koke.

Pero antes de consagrarse en el mundo de la interpretación, Nacho Guerrero se dedicó a la hostelería, tuvo su propio negocio y fue mayordomo. De hecho, trabajó durante un año limpiando la casa de la estilista de Cámbiame, Cristina Rodríguez.

“Éramos amigos, yo me había quedado sin trabajo y ella necesitaba alguien que le limpiara la casa, y allí que fui, tres días a la semana, y creo que nunca ha tenido la casa tan limpia”

Después la propia estilista le dedicó una bonitas palabras: “Nacho, tengo los armarios un poquito regular. Cuando tú eras mi mayordomo la casa estaba perfecta”.

“Os tengo que decir, que no me dejaba ni comer: “No, en la cocina no que me lo llenas de migas”. Que te quiero. No teníamos un duro pero no ayudábamos entre nosotros y lo seguimos haciendo. Eres increíble y espero que siempre, siempre, siempre estés en mi vida. ¡Te quiero!”.

Una vida personal y nada pública

Sobre la vida personal de Nacho Guerreros se conocen muy pocos datos. Su última aparición televisiva, fue hace bastante tiempo como invitado al programa que presentaban Dany & Flo para hablar sobre el libro testimonial que acababa de publicar, ‘Yo también sufrí bullying’, escrito junto a la periodista Sara Brun.

Tras denunciar haber sufrido bullying en su infancia, Nacho reconoce que ya ha curado muchas de sus heridas aunque, eso sí, “todavía quedan cicatrices”.

Fue precisamente esta mala experiencia personal lo que le llevó a ser actor. Así se lo confesó a Bertín en el programa Mi casa es la tuya: “Lo decido a causa del acoso escolar. Había varias personas que me hacían la vida imposible, incluso algunos profesores. Ese trato me dio el empujón y fue cuando decidí ser actor”.

nacho guerrero que fue de su vida