Una mujer provoca un incendio en Urgencias del Hospital La Candelaria en Tenerife porque tardaban en atenderla

la candelaria

La Policía Nacional detenía a una mujer de 51 años como la causante de provocar un incendio en Urgencias del Hospital La Candelaria en Tenerife

El Servicio de Urgencias del Hospital La Candelaria de Tenerife vivió una noche llena de tensión, cuando un incendió provocado, obligaba a desalojar a todos los enfermos que se encontraban ingresados. Una mujer de 51 fue detenida por la Policía Nacional como presunta autora de haber prendido fuego a una botella de oxígeno como protesta por no ser atendida con premura.

Nada manos que 43 efectivos y 13 vehículos del cuerpo del Consorcio de Bomberos, participaron en la extinción del fuego, mientras que confirmaban que el inició de dicho fuego se originó en una botella de oxígeno. El incendio fue considerado de máxima urgencia y movilizó a Bomberos de los dos parques de Bomberos de la isla, de Santa de Cruz y de La Laguna.

Por su parte, el gerente del Hospital La Candelaria, Jesús Delgado, ha asegurado que en el momento que se originó el incendio, había 160 pacientes ingresados en el Servicio de Urgencias, de los cuales 10 pertenecían al área pediátrica. Todos los pacientes fueron desalojados del área de Urgencias y atendidos en la calle, mientras que los pacientes más  graves fueron trasladados al Hospital Universitario de Canarias y a otros centro Sanitarios concertados, según informaron fuentes hospitalarias. Otros pacientes fueron ubicados en otras áreas del Hospital de La Candelaria.

Según el gerente del centro, no se registró ningún herido debido al incendio, pero los pacientes de las habitaciones que se encontraban justo en la torre norte del Hospital, encima del Servicio de Urgencias, fueron trasladados debido al cúmulo de humo, aunque ya regresaron a sus habitaciones.

La detenida de 51 años, aún no ha precisado los motivos del incendio, pero se encontraba ingresada en el servicio de Urgencias, cuando le prendió fuego a una botella de oxígeno con un mechero. Según algunos testigos, la mujer se quejaba de la tardanza para ser atendida.

la candelaria