Los padres del pequeño Julen otra vez golpeados por la tragedia

El suceso ocurrió este pasado jueves a las 10.15 de la mañana en la calle Almagro y Cárdenas, a la espalda del estadio de futbol San Ignacio. La niña de tan solo siete años había salido de casa, en la barriada de El Palo (Málaga), cuando de repente se desplomó en la calle y murió al instante.

Los gritos de los vecinos en la calle alertaron a todo el barrio, ya que, la pequeña no respondía, pues estaba sufriendo problemas respiratorios.  Cuando los sanitarios llegaron al lugar de los hechos, practicaron maniobras de reanimación durante media hora e incluso la evacuaron en ambulancia al Hospital Materno Infantil. Sin embargo, en el transcurso al centro, la menor fallecía.

Posteriormente, se conocía de que se trataba de un miembro de la familia del pequeño Julen, una sobrina de los padres de Julen, José y Victoria, a la que esta última tenía especial cariño y consideraba como a una hija. Un nuevo revés para la pareja tras perder a su hijo en enero de 2019, cuando se precipitó por un pozo en una finca de Totalán.

El pasado viernes comenzó la autopsia e investigación sobre el fallecimiento de la pequeña

Este pasado viernes, el Servicio de Patología del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga investiga la causa de la muerte y los forenses encargados del caso comenzaban a recabar toda la información posible, según publica Sur.

Los médicos ya comenzaron las pruebas para determinar si la niña de siete años tenía COVID-19. La realización de esta prueba no es algo específico en su caso, sino que responde a un criterio médico y al protocolo puesto en marcha por el Instituto de Medicina Legal malagueño para realizar las autopsias con todas las medidas de seguridad.

Además del examen se rebusca información en su historial clínico y la información que la familia pueda aportar sobre sus antecedentes médicos, así como el estado de la niña los días previos y las circunstancias en las que se desarrollo la muerte.

La madre de la niña manifestaba a las policías locales que su hija llevaba unos días encontrándose mal y con problemas para respirar, por lo que incluso un día antes la había llevado al centro de salud, donde le había recetado un fármaco que no mencionó. También manifestó que la menor había tenido fuertes dolores de cabeza y vómitos.

Se investiga la extraña muerte en plena calle de la prima de siete años del pequeño Julen
Los padres de Julen