María Gombau, que se encuentra en la prisión de Picassent, habrá subido otro episodio psicótico muy violento

María Gambau, madre de los dos niños asesinados, presuntamente por ella, en Godella, Valencia, habría sufrido otro brote psicótico con ataques muy fuertes de violencia contra los funcionarios de la prisión de Picassent, donde se encuentra interna desde hace varios días. Tanto ella como su pareja, Gabriel Salvador, se encuentran recluidos en la enfermería del centro penitenciario, con protocolo antisuicidio, después de que el juez considerara que ambos son sospechosos de acabar con la vida de sus dos hijos: Amiel de 3 años e Ixchel de sólo 5 meses.

Según adelantaba una funcionaria de prisiones en el programa ‘Cuatro al día‘, este lunes la joven habría sufrido un nuevo brote psicótico esquizofrénico, que derivó en un episodio violento, con patadas y puñetazos contra los funcionarios de prisiones. Según habían asegurado desde dicho centro, la joven s encontraba en relativa tranqulidad.

Durante el ataque psicótico, María habría preguntado por sus hijos y ha exigido poder hablar con ellos, mientras gritaba a los funcionarios de prisiones: “¡Sois de la secta!”. La joven fue reducida por los funcionarios sin mayor problema, mientras la policía se encuentra buscando el arma homicida que acabó con la vida de los dos niños.

maría gombau

María y Gabriel fueron detenidos por ser sospechosos de la muerte de sus dos hijos. La joven fue hallada dentro de un bidón, tras haber sido vista por una vecina, corriendo desnuda, manchada de sangre y desorientada. La joven, tras horas de interrogatorio por parte de la Guardia Civil, confesaba donde se encontraban enterrados Amiel e Ixchel.